Entradas

¿Qué no es Lean Startup?

Abordamos un quinto post para rematar el concepto de Lean Stratup, y ahora, vamos a delimitarlo desde el punto de vista negativo. Se trata de delimitar determinados aspectos que nos piden inducir a error. Pasamos a aclararlos.

Tras analizar el concepto de Lean Startup, interesa su delimitación de determinados aspectos que conviene distinguir. Vamos a analizarlos:

  1. Lean manufacturing: lean manufacturing, acuñado por Toyota, se basa en la mejora continua. Habla de procesos, y su mejora obviamente redundará en menores desperdicios y mayor eficacia. Por otra parte, y como ya hemos visto, Lean Startup, se basa en el lanzamiento rápido de un producto/servicio al mercado, a partir del denominado producto mínimo viable,  para evaluar la idea, aprender y así ajustar el mismo a las necesidades del cliente. En ambos casos se busca aportar el máximo valor al cliente a través de la optimización de los recursos, pero Lean no significa necesariamente ser barato, sino usar tus recursos de la manera más eficiente posible para aportar el valor demandado por los clientes.
  2. TIC: aunque el campo de trabajo ideal es el de las tecnológicas, Lean Startup se puede aplicar en otros ámbitos. Eso sí, no a todos. Si tu modelo de negocio es conocido, ya sabes cómo funciona, Lean no aportará nada. Estamos hablando de su utilidad en modelos de negocio innovadores, y por lo tanto con incertidumbre y riesgo.
  3. Startups: una startup no es una versión en pequeño de una compañía. Tienen un objetivo totalmente diferente, y ello implica método, recursos e inversiones muy diferentes. Pero además, Lean Startup no se aplica a iniciativas pequeñas exclusivamente, también las grandes multinacionales lanzan nuevos productos/servicios al mercado para innovar.
  4. Plan de negocios: cuando hablamos de innovar, incertidumbre y riesgo, y por lo tanto, ausencia de información, no tiene sentido hablar de plan de negocios. Un plan de negocios necesita tener información sobre el cliente, precios, canales de distribución y otras variables para poder armar un plan de empresa serio. Cuando tengamos esa información, habrá legado el momento de confeccionar el citado documento. Por lo tanto, en el arranque, no necesitas plan de negocios; sin embargo, para ejecutar, es un documento muy valioso.
  5. Low cost: hablamos de aprender rápido y barato, pero eso no quiere decir que Lean Startup suponga trabajar en modo los cost. De hecho, nos podemos enfrentar a proyectos de todo tipo en este sentido, si bien,  como mencionamos, la idea es gastar ello menos posible. La clave en Lean Startup es aprender rápido; ser los cost es la consecuencia.

Para facilitar el entendimiento de los aspectos comentados en el post, os facilito un mapa visual que sintetiza la información:

Autores y conceptos clave en Lean Startup y su aplicación en educación

Seguimos profundizando en qué consiste Lean Startup y su aplicación en el ámbito educativo. En este sentido, tras una primera aproximación al concepto y su justificación, vamos a analizar 3 aspectos básicos que delimitan muy bien Lean Startup, así como los autores de referencia en la materia.

Hay 3 conceptos clave que nos ayudan a entender qué es Lean Startup, y a la vez, podemos señalar a 3 autores de referencia en la materia. Hay más, por supuesto, pero vamos a analizar las cuestiones clave que nos ayudarán a profundizar posteriormente:

  1. Concepto de startup. Citamos a Steve Blank, autor, entre otros de “El manual del emprendedor“, que define startup como “una organización temporal diseñada para buscar un modelo de negocio que sea repetidle y escalable”. Hay 3 cuestiones muy importantes que se extraen del concepto:
    1. Está formada por un conjunto de personas, pero es temporal.
    2. El objetivo no es ganar dinero, sino descubrir un modelo de negocio que sea rentable y escalarle.
    3. Estamos hablando de contextos de máxima incertidumbre.
  2. Concepto de modelo de negocios. Analizamos este concepto con Alex Osterwalder, autor del manual “Generación de modelos de negocio“. Lo comentaremos con mayor profundidad en otros posts, pero el concepto nace en 2004, buscando homogeneizar la terminología empresarial en este ámbito. Fue en 2009 cuando se publica el citado manual, que tiene como eje una herramienta clave para la estrategia empresarial, que permite:
    1. Conocer de forma rápida y visual el modelo de negocio de una empresa.
    2. Tener un lenguaje común desde el punto de vista estratégico y empresarial.
    3. Establecer 9 módulos que definen cómo ganar dinero.
  3. Concepto de desarrollo de clientes. Incluiremos este concepto dentro del excelente trabajo de Eric Ries, autor del libro “El método Lean Startup“. El libro se sintetiza perfectamente en una frase: “fracasa rápido, fracasa barato“. En este sentido, tras el diseño del modelo de negocio, pasamos a su validación, y para ello, utilizaremos el proceso de desarrollo de clientes ideado por Steve Blank. La clave de este proceso es que se realiza con un mínimo coste, al menos mientras no has validado tu modelo de negocio. El proceso, del que hablamos más adelante, se compone de dos fases:
    1. Búsqueda del modelo de negocio:
      1. Descubrimiento de clientes.
      2. Validación de clientes.
    2. Ejecución del modelo de negocio:
      1. Creación de demanda.
      2. Construcción de empresa.

A continuación os muestro un mapa visual que sintetiza las ideas esbozadas anteriormente:

Sin perjuicio de este somero análisis, y teniendo en cuenta que profundizaremos en el mismo en posts futuros, he de remarcar, como vengo haciendo en este blog, la importancia de conocer estos aspectos, y en definitiva, de aplicar Lean Startup a nuestros proyectos de emprendimiento. La realidad hace que nos topemos con el fracaso, pero qué importante es conocerlo y sobre todo, tener recursos para poder enfrentarte al mismo. Por lo tanto, y como defiendo, su uso en emprendimiento en educación es sumamente importante como método, proceso y herramientas para llevar a cabo nuestros proyectos de emprendimiento.

Propuesta de grupos con perfiles exigidos a cada startup de aula – curso 2016/17

Tras varias sesiones trabajando el tema del emprendimiento, en 4 de sus vertientes, teoríca, práctica, objetiva y subjetiva, tenemos información sufiente para la formación de grupos o startups en el aula. Para ello, repetimos el criterio del curso pasado: grupos lo más homogéneos entre sí, y heterogéneos entre sus miembros.

Para ello, se proponen grupos con perfiles afines, y este curso ha quedado así:

01-gruposprevios1617-1

EMPRESA, STARTUP Y MODELO DE NEGOCIOS

empresaystartupComo punto de partida, antes de comenzar con el modelo de negocio, es importante hacer unas precisiones terminológicas. Estamos hablando de diferenciar de forma clara: empresa, startup y modelo de negocios.

En materia de startup es fundamental que sea recurrente y escalable. Y cumpliendo estas dos características, veremos claro lo que tenemos que buscar: el modelo de negocio. Así, veremos cómo nos convertiremos en una empresa.

Leer más