¿Qué no es Lean Startup?

Abordamos un quinto post para rematar el concepto de Lean Stratup, y ahora, vamos a delimitarlo desde el punto de vista negativo. Se trata de delimitar determinados aspectos que nos piden inducir a error. Pasamos a aclararlos.

Tras analizar el concepto de Lean Startup, interesa su delimitación de determinados aspectos que conviene distinguir. Vamos a analizarlos:

  1. Lean manufacturing: lean manufacturing, acuñado por Toyota, se basa en la mejora continua. Habla de procesos, y su mejora obviamente redundará en menores desperdicios y mayor eficacia. Por otra parte, y como ya hemos visto, Lean Startup, se basa en el lanzamiento rápido de un producto/servicio al mercado, a partir del denominado producto mínimo viable,  para evaluar la idea, aprender y así ajustar el mismo a las necesidades del cliente. En ambos casos se busca aportar el máximo valor al cliente a través de la optimización de los recursos, pero Lean no significa necesariamente ser barato, sino usar tus recursos de la manera más eficiente posible para aportar el valor demandado por los clientes.
  2. TIC: aunque el campo de trabajo ideal es el de las tecnológicas, Lean Startup se puede aplicar en otros ámbitos. Eso sí, no a todos. Si tu modelo de negocio es conocido, ya sabes cómo funciona, Lean no aportará nada. Estamos hablando de su utilidad en modelos de negocio innovadores, y por lo tanto con incertidumbre y riesgo.
  3. Startups: una startup no es una versión en pequeño de una compañía. Tienen un objetivo totalmente diferente, y ello implica método, recursos e inversiones muy diferentes. Pero además, Lean Startup no se aplica a iniciativas pequeñas exclusivamente, también las grandes multinacionales lanzan nuevos productos/servicios al mercado para innovar.
  4. Plan de negocios: cuando hablamos de innovar, incertidumbre y riesgo, y por lo tanto, ausencia de información, no tiene sentido hablar de plan de negocios. Un plan de negocios necesita tener información sobre el cliente, precios, canales de distribución y otras variables para poder armar un plan de empresa serio. Cuando tengamos esa información, habrá legado el momento de confeccionar el citado documento. Por lo tanto, en el arranque, no necesitas plan de negocios; sin embargo, para ejecutar, es un documento muy valioso.
  5. Low cost: hablamos de aprender rápido y barato, pero eso no quiere decir que Lean Startup suponga trabajar en modo los cost. De hecho, nos podemos enfrentar a proyectos de todo tipo en este sentido, si bien,  como mencionamos, la idea es gastar ello menos posible. La clave en Lean Startup es aprender rápido; ser los cost es la consecuencia.

Para facilitar el entendimiento de los aspectos comentados en el post, os facilito un mapa visual que sintetiza la información:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *