¿Por qué Lean Startup en educación?

Inicio una serie de posts con el fin de dar las pautas esenciales de qué es Lean Startup y cómo podemos aplicarlo en educación. En principio he pensado en 25 posts que suponen conocer de forma básica Lean Startup, y con los contenidos, podemos pensar cómo aplicarlo en nuestro aula.

El punto de partida es entender el modelo que vamos a aplicar a la hora de trabajar y generar modelos de negocio innovadores. En este sentido, nos podemos plantear dos posibilidades:

  1. Modelo predictivo. Modelo a usar cuando disponemos de información. Es decir, tenemos información sobre cómo es el cliente, que problema/necesidad tiene, precios, canales de distribución, tamaño de mercado, etc. Es decir, contamos con información del modelo de negocio, y nuestra misión, por lo tanto, consiste en ejecutar un modelo de negocios. Para ello, el documento básico a manejar es un plan de negocios, donde podemos establecer previsiones que permitan su comparación con la realidad, y así, poder analizar la eficacia de nuestras decisiones.
  2. Modelo adaptativo. Pero si realmente queremos innovar, no disponemos de información. No conocemos al cliente, ni su problema real, ni el grado del mismo, no conocemos precios, ni relaciones con clientes o canales de distribución. Es decir, no conocemos nada. En este caso:
    1. Se trata de buscar qué tiene sentido y qué no.
    2. Un plan de negocios no nos sirve, porque como señala Steve Blank, ningún plan de negocios sobrevive al primer cliente.
    3. No tenemos información, tenemos suposiciones. No hay hechos, sino hipótesis. En este sentido, se rata de validarlas de la forma más rápida posible.

De esta forma, Lean Startup nos ayuda a lanzar un nuevo producto/servicio al mercado, basándonos en 3 ideas eje:

  1. Aplicar la experimentación científica.
  2. Iterar con el cliente.
  3. Generar conocimiento validado.

En definitiva, se trata de buscar un modelo de negocio en un contexto de máxima incertidumbre, haciendo experimentos. La realidad es que el cliente es cada vez más indeciso, más impreciso y menos predecible. Así, gastamos poco en los primeros experimentos, y podemos comprobar qué es lo que vale y qué o vale. Obviamente, este proceso sólo puede ocurrir fuera del aula, en la calle.

A continuación os facilito un mapa visual que explica de forma gráfica este post. También puede verlo en formato time lapse, si así lo consideras:

Considero que en nuestro aula de emprendimiento, aplicar y adaptar Lean Startup es muy importante. Se trata de ofrecer una opción real y verdaderamente buena para poder innovar, y lanzar un producto/servicio nuevo al mercado. Se trata de que nuestra materia sea algo realista y por lo tanto, motivadora para nuestro alumnado.

Seguir el contenido del currículo en modo toma de decisiones y previsiones para armar un plan de negocios no es aplicable en la actualidad, si previamente no has realizado un trabajo de campo y has descubierto si realmente tus suposiciones son ciertas, o al menos, hemos conseguido transformar la incertidumbre plena en determinada certidumbre, y de esta forma poder apoyarnos en datos relativamente buenos para poder trabajar.

En este post hemos justificado por qué aplicar Lean Startup, pero, qué es exactamente Lean Startup. No te pierdas el próximo post, el que trataremos de dejar claro el concepto y sus tres ejes clave.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *