Comenzamos nuestro proyecto con Team Building

El concepto team building engloba toda una gama de  actividades participativas y estructuradas realizadas para mejorar el rendimiento de los equipos de trabajo que formaremos en aula y su capacidad de trabajar juntos de forma efectiva. Pero ¿cómo lo hemos hecho?

Podemos plantear dinámicas muy diferentes. Pueden ir desde simples ejercicios que fomentan la unión y el conocimiento mutuo hasta complejos simulacros de varios días de duración donde el equipo ha de conseguir algún objetivo en competencia dinámica con otros equipos. Nosotros nos hemos quedado con la primera opción.

En el formato de las actividades de team building también hay mucha variación: desde sencillos juegos realizables en grupos pequeños en el propio lugar de trabajo hasta competiciones con una reglamentación compleja, realizadas al aire libre y con mucha participación.

El team building no consiste simplemente en la realización de actividades recreativas, sino que, como herramienta de desarrollo de aula, su objetivo es mejorar la comunicación dentro de los equipos y fomentar las habilidades de liderazgo y de trabajo conjunto en la resolución de problemas complejos.

Los beneficios de aplicar el team building en nuestro alumnado son:

  1. Aumentar la motivación de los trabajadores.
  2. Reforzar la confianza mutua entre los miembros de los equipos.
  3. Más allá del individuo, aumentar el autoconocimiento de las fortalezas/debilidades en cuanto a equipo.
  4. Mejorar el ambiente de trabajo y la creatividad de los equipos.
  5. La colaboración efectiva suele traducirse en mayor productividad.
  6. Favorecer la asunción de riesgos calculados.

Con estas ideas, tenía totalmente claro que debíamos seguir aprendiendo. Es una de las características de un profesor de hoy [Radiografía del profesor emprendedor].

Pasamos a describir las dinámicas realizadas a lo largo de la jornada:

  • Creación de grupos con la dinámica de la galleta: pon una galleta en tu frente, mientras miras al cielo, y cógela con la boca. ¿Eres capaz?

  • Carrera de coches. Carrera de relevos poniendo en práctica habilidad y coordinación. Una experiencia fantástica. Trabajo individual y en grupo:

  • Carrera de bípodes. Nuevamente el esfuerzo es clave, pero unido a equilibrio y confianza. Muy complicada de inicio, en general gana el grupo que aprende antes. Dinámica que deja muy claro que todo componente en un equipo en clave para la consecución de los objetivos:

  • Desafío wipeout. Nueva modalidad de fuerza, equilibrio y esfuerzo físico. Quizás, la más conocida, pero muy, muy divertida:

  • Mikabola. Cambiamos la habilidad física por la imaginación. Realmente difícil, pero engancha:

  • La siguiente dinámica es el efecto dominó. Nuevamente nos relajamos tras el esfuerzo físico y tratamos la creatividad y lo intelectual. Recrea un efecto dominó con una serie de condiciones dadas, y después, deja volar la imaginación:

  • Buena forma de rematar la sesión antes de la final con la jengla imposible. Construye una torre con 5 tacos de madera, pero donde la clave es la coordinación de todos los miembros del equipo. Me encantan las dinámicas difíciles, pero donde cada uno tiene que dar lo máximo, y además, todos, absolutamente todos, son imprescindibles para el éxito:

  • Y realizamos la gran final, aplicando muchos valores aprendidos, y dejando constancia de nuestras habilidades en equipo con el espagueti challenge. Una buena versión de la torre de espagueti con muchas, infinitas posibilidades:

Y tras la realización de las dinámicas hay un equipo ganador. Pero la realidad nos demuestra que todos hemos ganado. Todos hemos aprendido. Todos nos lo hemos pasado genial. Y lo que es incluso más importante: hemos adquirido la base para desarrollar nuestro proyecto de curso.

Tras la realización de la jornada de team building, Abel y Marta, monitores de Anticiclón, nos síntetizaban lo que hay detrás de este trabajo:

  1. La confianza es clave, y en particular, ser positivo. Es la base del proyecto.
  2. En todo proyecto, la comunicación es fundamental. Todo debe comentarse, ya sea positivo, ya sea negativo. Los mejores proyectos salen de ideas alocadas en muchas ocasiones.
  3. Y otra parte fundamental de nuestro proyecto es trabajo, trabajo y más trabajo, es decir, esfuerzo y persistencia.

Me encanta conocer esta reflexión final por lo que se asemeja a las 4 Cs del emprendimiento que me empeño en trabajar y difundir, ya sabéis, CREatividad, COMunicación, COOperación y CONfianza.

Antes de finalizar, es preciso mencionar que hemos podido hacer una jornada de Team Building, gracias al inestimable trabajo de Ángel García Infantes y el Vivero de Empresas de Madridejos (Toledo).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *