Iniciando un proceso de cambio en el centro educativo

Inicio una colección de posts orientados a vivir un proceso de cambio en el centro educativo. Se trata de conocer y vivir la experiencia de formación, toma de decisiones y planificación de un aula del futuro. Todo ello, gracias a un curso en línea y tutorizado por parte del INTEF.

Vivimos en una fase de cambio tan radical que podemos asumir estar en beta de forma permanente. Educación no es una excepción. Pero, ¿qué cambiamos? ¿Metodología? ¿Recursos? ¿Espacios? En caso afirmativo, ¿cuáles?.

Para tomar las mejores decisiones, nada mejor que formación, y formación de calidad como la que nos ofrece el INTEF. En este sentido, comenzamos con un  proceso formativo de reflexión, de conocimiento, de valoración de nuestra realidad, y los agentes que la componen.

Pero creo que lo mejor es combinarlo con una herramienta de moda: Design Thinking. En este sentido, seguiré las fases que nos marca el método, adaptándolo al proceso formativo del curso.

Y comenzando con el mismo, realizamos una primera fase de exploración. Se trata de entender el contexto, el centro educativo, el aula, la realidad del proceso de enseñanza, pero a pié de obra. Y se trata de empatizar con las personas, buscando la inspiración, haciéndonos las preguntas adecuadas, con el fin de ir intuyendo el reto.

A partir de ahí, y con la información previa, confeccionamos un mapa de actores. Nos centramos en nuestro usuario objetivo, el alumnado. Y a partir de ahí, podemos observar todos los agentes que tienen relación con el mismo, con el fin de centrase en aquello que tiene más sentido resolver.

Para que quede más claro, aporto un mapa visual que sintetiza este aspecto:

Tal y como reflejo en el mapa visual anterior, es ideal crear en el centro un equipo de innovación que permita el trabajo en equipo, y permita llegar a más, pero sobre todo, mejores aportaciones. Este equipo, tendrá como funciones:

  1. Entender pensamientos, emociones y motivaciones.
  2. Entender las decisiones que toma nuestro cliente objetivo y su comportamiento.
  3. Identificar las verdaderas necesidades.
  4. Diseñar soluciones para satisfacerlas.

A partir de aquí, vamos a realizar una entrevista para empatizar, como herramienta para conocer el punto de vista de las familias. Nos interesa de forma clara el punto de vista de aquellos que representan a las familias, el AMPA. Son ellos los que conocen los pormenores de la otra parte del proceso educativo.

De esta forma, nuestro punto de partida sería nuestro centro, el IES Consaburum, que cuenta con las siguientes notas características:

  1. Centro educativo que cuenta con las enseñanzas de ESO, Bachillerato, y Ciclos Formativos de Administración y Gestión, Electricidad y Electrónica y Energía y Agua. El centro cuenta aproximadamente con 800 alumnos.
  2. Se realizan múltiples proyectos, entre los que destacan: innovación en emprendimiento en Administración y Gestión, innovación en recursos didácticos en Energías Renovables, y una clara orientación del centro hacia las ciencias y la salud, con un proyecto de innovación, “Tus medidas, tu salud”, la celebración de una feria de la ciencia y de la salud anual, la construcción de un invernadero inteligente y otros proyectos de tipo medioambiental.
  3. Presenta recursos muy escasos y obsoletos en materia TIC. UN problema importante, y pensamos que grave, dado el momento que vivimos. Hay formación, hay ganas de mejorar, pero no hay recursos.
  4. Escasa, o nula iniciativa emprendedora. La visión de futuro no incluye el desarrollo de habilidades blandas para adaptarse a un contexto totalmente incierto como en el que nos toca vivir.

En el siguiente mapa visual, detallo la herramienta usada para interaccionar con las familias, la descripción del centro, así como el resto de elementos que sirven para diseñar la actividad: objetivos, procedimiento para su realización, materiales y evaluación:

Al realizar una entrevista para empatizar, tenemos claros los siguientes objetivos:

  1. Conocer el punto de vista de las familias sobre la educación de sus hijos.
  2. Identificar los principales problemas en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
  3. Profundizar en las causas de los problemas clave.
  4. Colaborar con las familias en la búsqueda de nuevas soluciones.

Para la consecución de estos objetivos, comenzamos realizando una entrevista para empatizar que presenta las siguientes fases:

  1. Preparación de la entrevista, que posteriormente detallamos.
  2. Realización de la entrevista para empatizar.
  3. Análisis de los resultados.
  4. Elaboración de un mapa de empatía que ayude a entender a las familias.
  5. Definición del reto.
  6. Comuniocación a familias y AMPA las propuestas de trabajo a testar.

Para llevar a cabo este proceso, usaremos varios recursos: grabadora, papel continuo, rotuladores y postits, y lienzo de mapa de empatía. Y un poco de visual thinking.

Y por lo que respecta a la evaluación, de este proceso diseñaremos una propuesta de solución en forma de prototipo. Con la construcción del prototipo, realizaremos una entrevista de solución, buscando el encaje entre problema y solución. Por ello, me parece muy pronto para definir estándares de evaluación. No tenemos suficientes referencias ahora. Tras la realización de la entrevista para empatizar, podremos definir una métricas que nos ayuden a validar el problema.

Para finalizar este post, voy a hacer una serie de reflexiones que ayuden a entender cómo enfrentarnos a la realización de una entrevista para empatizar. Nos va a ayudar el siguiente mapa visual en esta fase:

Ante todo, hay que tener bien claros los objetivos que hemos definido anteriormente, porque son el norte de nuestras actuaciones.

Después, conviene dejar claro cómo vamos a preparar la entrevista para empatizar. En este sentido, tenemos en cuenta 5 ideas eje:

  1. Brainstorming de posibles preguntas.
  2. Saturar y agrupar para identificar items.
  3. Ordenar y refinar las preguntas.
  4. Realizar una prueba con un familiar, amigo o similar.
  5. Redactar la guía definitiva para hacer la entrevista.

De esta forma, pretendemos que la entrevista se desarrolle con la siguiente secuencia:

  1. Presentación.
  2. Comentario sobre el proyecto a realizar.
  3. Construir una relación.
  4. Evocar historias.
  5. Explorar emociones.
  6. Momento de contrapreguntas y cuestionamientos.
  7. Agradecimiento y cierre.

Por último, conviene dejar claro una serie de estrategias para realizar la entrevista para empatizar de la forma más efectiva posible. En este sentido, tenemos en cuenta 5 aspectos clave:

  1. Aplicar la técnica de los 5 por qués. De trata de conocer con detalle el problema, pero sobre todo, entenderlo.
  2. Hay que aprovechar a que el usuario nos cuente historias, porque entendemos mejor el problema con una historia. Así, te pones en su piel, y llegas mejor a entenderla.
  3. Captar toda la información, pero no sólo la verbal. Muy atentos también al lenguaje no verbal.
  4. Realizar preguntas abiertas, que den lugar a que el cliente/usuario exprese bien lo que quiere manifestar. Evitar el sugerir respuestas, siendo lo más neutral posible.
  5. Y sobre todo, documentar. Detallar a lo largo de la entrevista, pero sobre todo al final, las lecciones aprendidas.

Bien, esto es todo sobre las partes implicadas en nuestro problema, y cómo aprender en esta fase inicial de exploración. Esta tarde llevaremos a cabo la entrevista. Más adelante abordaremos los aprendizajes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *