Cómo pasar de la idea al modelo de negocio

Una vez que hemos explorado en entorno de nuestra idea de negocio, y sabemos qué funciones lleva a cabo cada uno de los actores implicados, pasamos a definir el proceso mediante el cuál transformamos la citada idea en un modelo de negocio.

Usar como herramienta un lienzo de modelo de negocio, nos permite entender el punto de partida de nuestra propuesta de negocio. La idea es muy sencilla: ser capaces de entender el modelo de negocio que proponemos inicialmente y a partir del cual vamos a aprender.

Es recomendable dar una serie de pasos con el fin de transformar una idea de negocio que tenemos en mente, o que hemos conseguido a través de, por ejemplo, un proceso de Design Thinking. En nuestro caso, creemos necesario:

  1. Valorar la propia idea de negocio. Tenemos el punto de partida: la idea de negocio. Pero es necesario que quede perfectamente claro cuál es el problema a resolver o necesidad a satisfacer así como el encaje con nuestra solución. 
  2. Estimar el tamaño de mercado. Una vez que tenemos clara la idea, conviene decidir en qué mercado queremos estar. También es fundamental estimar el tamaño de mercado. Sólo con una cifra representativa contaremos con lo básico para continuar el proceso.
  3. Análisis de la competencia. Otro paso básico consiste en el análisis de los competidores. En un mercado resegmentado podemos hablar de la estrategia de océanos azules, que desarrollaremos más adelante. El trabajo con océanos azules nos va a dar la oportunidad de repensar nuestra propuesta de valor. Y con la misma, intentar conseguir un estrategia basada en foco, divergencia y mensaje contundente.
  4. Diseño de la primera aproximación a nuestro modelo de negocios. Es decir, cuando tenemos claro el problema a resolver y es importante, al menos según nuestras suposiciones, hemos analizado a la competencia, y tenemos una propuesta de valor con suficiente peso, procedemos a diseñar nuestro primer modelo de negocio. No finalizará aquí el proceso, porque llevaremos un trabajo más exhaustivo en el citado diseño, pero este post pretendía ofrecer una hoja de ruta para pasar de una idea de negocio a un modelo de negocio.

Para facilitar la compresión del proceso descrito, os facilito un mapa visual muy ilustrativo:

Mapa de stakeholders: utilidad y contenido

El mapa de stakeholders es nuestro punto de partida porque el entorno afecta a nuestro modelo de negocio. Es preciso conocer y entender a los actores o jugadores que afectan a nuestra propuesta: estamos hablando de competidores, reguladores, etc. Vamos a analizar la utilidad y el contenido de esta herramienta.

Hemos analizado los conceptos clave de Lean Startup en un post anterior. El punto de partida para aplicar Lean consiste en diseñar un modelo de negocios. Pero para ello, tendremos que dar previamente una serie de pasos. En primer lugar, detallar cómo es el mapa de stakeholders o actores al que nos enfrentamos. 

La idea fundamental al construir un mapa de stakeholders o de actores es entender el mercado que hay detrás. No se trata de cambiar, modificar, hacer propuestas o tomar decisiones, se trata de entender la lógica del mercado que hay detrás. 

Los stakeholders pueden ser internos (trabajadores, gerentes, inversores, etc.) y externos (clientes, proveedores, distribuidores, gobierno, etc.).

De esta forma, podemos seguir los siguientes pasos:

  1. Identificar a los actores. Como decimos, se trata de hacer una relación de todos aquellos jugadores que ya forman parte del mercado.
  2. Descripción breve de cada uno de ellos, porque cada actor tiene una serie de características. Entrevistar a cada uno de ellos es la mejor forma de conocer sus intereses y motivaciones.
  3. Definir la relación entre ellos. Se trata de conocer cuál es su propuesta de valor, cuánto pagan, etc. Agrupa a cada parte interesada, y dibújala sobre papel continuo blanco de forma visual.
  4. Análisis de la relación entre ellos. Hay que entender la lógica del proceso en el mercado al que queremos acceder, y a las partes interesadas.
  5. Posicionamiento. Decidir en qué parte de ese mercado quieres estar. 

Para facilitar el recuerdo de los diferentes pasos a dar, adjunto mapa visual cos los 5 puntos clave comentados:

 

3 pasos básicos para diseñar un modelo de negocio

En nuestro proceso de trabajo llevaremos a cabo 2 fases: diseño y validación de nuestro modelo de negocio. A partir de nuestra idea, comenzamos a diseñar el modelo de negocio, pero ¿qué pasos podemos seguir? A continuación abordamos una posible forma de llevarlo a la práctica.

En teoría partimos de nuestra idea de negocio. Seguramente hemos trabajo con Design Thinking, con el fin de entender el problema del cliente, así como generar una solución innovadora que satisfaga o resuelva el problema. A partir de la idea de negocio, diseñamos un posible modelo de negocio. Sin perjuicio de su análisis posterior, vamos a profundizar en este post qué pasos podemos dar de forma razonada para el diseño de un modelo de negocio sobre nuestra idea.

En posts anteriores, hemos destacado la importancia de seguir un orden a la hora de emprender. Dando ejemplo con esa idea, vamos a dar 3 pasos, que en posts posteriores serán desarrollados con mayor profundidad:

  1. Mapa de stakeholders. Es el punto de partida, porque es la herramienta que nos permite entender en entorno de nuestro modelo de negocio.
  2. Lienzo del modelo de negocio. Apostamos por el lienzo de modelo de negocio de Alex Osterwalder, que nos muestra en 9 bloques la lógica del modelo de negocio que planteamos.
  3. Lienzo de la propuesta de valor. También obra de Alex Osterwalder enfrentan la propuesta de valor que vamos a ofrecer para la resolución del problema del cliente.

Para facilitar entender el proceso, facilito un mapa visual explicativo del mismo:

A partir de estas 3 herramientas, y a falta de mayor detalle que realizaremos en posts posteriores, cabe mencionar que:

  1. Trabajaremos de forma visual. Vale papel continuo blanco, o hasta podemos imprimir los lienzos oficiales del modelo de negocios y de la propuesta de valor de la web de Strategyzer.
  2. Todo lo aprendido en Design Thinking, resulta muy útil no sólo en las fases anteriores, sino que podemos seguir dando uso de las diferentes herramientas en esta fase.
  3. Y estamos ante herramientas que son dinámicas. Nos muestran el estado en un momento de tiempo determinado, pero son susceptibles de variación, bien porque varíe el entorno, bien porque lo hagan nuestras decisiones o aprendizaje.
  4. La realización de estas dinámicas en aula son muy enriquecedoras, porque nos permiten asumir un papel totalmente activo, y cada grupo de alumnos descubre y elige una opción de modelo de negocio, razonada, discutida, pero que será la base del posterior trabajo. De esta forma, cada grupo de alumnos aprende y crece sobre sus decisiones, algo realmente motivador.

¿Qué no es Lean Startup?

Abordamos un quinto post para rematar el concepto de Lean Stratup, y ahora, vamos a delimitarlo desde el punto de vista negativo. Se trata de delimitar determinados aspectos que nos piden inducir a error. Pasamos a aclararlos.

Tras analizar el concepto de Lean Startup, interesa su delimitación de determinados aspectos que conviene distinguir. Vamos a analizarlos:

  1. Lean manufacturing: lean manufacturing, acuñado por Toyota, se basa en la mejora continua. Habla de procesos, y su mejora obviamente redundará en menores desperdicios y mayor eficacia. Por otra parte, y como ya hemos visto, Lean Startup, se basa en el lanzamiento rápido de un producto/servicio al mercado, a partir del denominado producto mínimo viable,  para evaluar la idea, aprender y así ajustar el mismo a las necesidades del cliente. En ambos casos se busca aportar el máximo valor al cliente a través de la optimización de los recursos, pero Lean no significa necesariamente ser barato, sino usar tus recursos de la manera más eficiente posible para aportar el valor demandado por los clientes.
  2. TIC: aunque el campo de trabajo ideal es el de las tecnológicas, Lean Startup se puede aplicar en otros ámbitos. Eso sí, no a todos. Si tu modelo de negocio es conocido, ya sabes cómo funciona, Lean no aportará nada. Estamos hablando de su utilidad en modelos de negocio innovadores, y por lo tanto con incertidumbre y riesgo.
  3. Startups: una startup no es una versión en pequeño de una compañía. Tienen un objetivo totalmente diferente, y ello implica método, recursos e inversiones muy diferentes. Pero además, Lean Startup no se aplica a iniciativas pequeñas exclusivamente, también las grandes multinacionales lanzan nuevos productos/servicios al mercado para innovar.
  4. Plan de negocios: cuando hablamos de innovar, incertidumbre y riesgo, y por lo tanto, ausencia de información, no tiene sentido hablar de plan de negocios. Un plan de negocios necesita tener información sobre el cliente, precios, canales de distribución y otras variables para poder armar un plan de empresa serio. Cuando tengamos esa información, habrá legado el momento de confeccionar el citado documento. Por lo tanto, en el arranque, no necesitas plan de negocios; sin embargo, para ejecutar, es un documento muy valioso.
  5. Low cost: hablamos de aprender rápido y barato, pero eso no quiere decir que Lean Startup suponga trabajar en modo los cost. De hecho, nos podemos enfrentar a proyectos de todo tipo en este sentido, si bien,  como mencionamos, la idea es gastar ello menos posible. La clave en Lean Startup es aprender rápido; ser los cost es la consecuencia.

Para facilitar el entendimiento de los aspectos comentados en el post, os facilito un mapa visual que sintetiza la información:

5 ideas clave para entender Lean Startup

¿Cuales son los aspectos básicos bajo los que se sustenta Lean Startup? ¿podemos aplicarlo en educación? Tras analizar el fundamento, el concepto y las ideas clave, pasamos a profundizar en la base del método y cómo podemos usarlo en educación.

Hay 5 ideas clave que podemos analizar para comprender con mayor detalle qué es Lean Startup y sus bondades no sólo para la creación de startups, sino también en el ámbito educativo. Un MOOC sobre emprendimiento que tenía como ponente a Néstor Guerra, referente en esta materia, me ayudó a entenderlo de forma clara:

Paso a detallar las ideas, y su influencia en el ámbito educativo en general, y en FP en particular:

  1. El emprendedor. Son muchas las cualidades que definen a una persona emprendedora. Pero en educación, tenemos la obligación de trabajar e incentivar la iniciativa y el espíritu emprendedor de nuestro alumnado. En este sentido, de todas las cualidades destacables a un emprendedor, la actitud es la clave. No es la única, pero es la que determina que “quieras cambiar el mundo”, ya sea de una persona, de un animal, o de tu comunidad. En este sentido, el planteamiento de retos por parte del profesorado es fundamental.
  2. El proceso: tan importante como tener actitud, es seguir un proceso, un proceso claro que evite el desgaste y la pérdida de tiempo y dinero. Así, el proceso básico de  “construir-medir-aprender” o la aplicación del método científico es muy importante en un contexto de incertidumbre. De esta forma, identificar  hipótesis, diseñar experimentos para detectar hechos y atender, y hacerlo de forma iterativa, constituye el proceso que seguiremos en nuestro proyecto de emprendimiento.
  3. El orden: en este ámbito, también es fundamental seguir unos pasos determinados para descubrir si tiene sentido nuestra propuesta de negocio. Estamos hablando de desarrollo de clientes, y cómo generar la posibilidad de poder tener un producto/servicio realmente bueno, innovador, pero con un modelo de negocio que se ajuste al mercado, a lo que realmente desea el cliente. En educación tener orden es fundamental para poder desarrollar habilidades de la forma más eficaz posible.
  4. La innovación: cómo en todo ámbito, también es clave evaluar, y medir lo que se hace, solo así podemos entender lo realizado. En este sentido, contabilizaremos lo que hemos aprendido, y sólo así podremos ajustarlo. Parece evidente, pero hay que recordarlo. En el aula, además, supone una fuente de motivación enorme, no sólo para el grupo de alumnos que aprende, sino también para el resto.
  5. El riesgo: un alumno emprendedor se convierte en un gestor del riesgo, de la incertidumbre. Y esto, hoy en día, no aparece en el currículo, pero es clave que se desarrolle, porque con total seguridad, nuestro alumnado, futuro trabajador, deberá enfrentase a tal empresa, tal y como ahora lo hacemos nosotros.

Para completar la información de este post, os facilito un mapa visual que sintetiza las ideas clave comentadas:

Autores y conceptos clave en Lean Startup y su aplicación en educación

Seguimos profundizando en qué consiste Lean Startup y su aplicación en el ámbito educativo. En este sentido, tras una primera aproximación al concepto y su justificación, vamos a analizar 3 aspectos básicos que delimitan muy bien Lean Startup, así como los autores de referencia en la materia.

Hay 3 conceptos clave que nos ayudan a entender qué es Lean Startup, y a la vez, podemos señalar a 3 autores de referencia en la materia. Hay más, por supuesto, pero vamos a analizar las cuestiones clave que nos ayudarán a profundizar posteriormente:

  1. Concepto de startup. Citamos a Steve Blank, autor, entre otros de “El manual del emprendedor“, que define startup como “una organización temporal diseñada para buscar un modelo de negocio que sea repetidle y escalable”. Hay 3 cuestiones muy importantes que se extraen del concepto:
    1. Está formada por un conjunto de personas, pero es temporal.
    2. El objetivo no es ganar dinero, sino descubrir un modelo de negocio que sea rentable y escalarle.
    3. Estamos hablando de contextos de máxima incertidumbre.
  2. Concepto de modelo de negocios. Analizamos este concepto con Alex Osterwalder, autor del manual “Generación de modelos de negocio“. Lo comentaremos con mayor profundidad en otros posts, pero el concepto nace en 2004, buscando homogeneizar la terminología empresarial en este ámbito. Fue en 2009 cuando se publica el citado manual, que tiene como eje una herramienta clave para la estrategia empresarial, que permite:
    1. Conocer de forma rápida y visual el modelo de negocio de una empresa.
    2. Tener un lenguaje común desde el punto de vista estratégico y empresarial.
    3. Establecer 9 módulos que definen cómo ganar dinero.
  3. Concepto de desarrollo de clientes. Incluiremos este concepto dentro del excelente trabajo de Eric Ries, autor del libro “El método Lean Startup“. El libro se sintetiza perfectamente en una frase: “fracasa rápido, fracasa barato“. En este sentido, tras el diseño del modelo de negocio, pasamos a su validación, y para ello, utilizaremos el proceso de desarrollo de clientes ideado por Steve Blank. La clave de este proceso es que se realiza con un mínimo coste, al menos mientras no has validado tu modelo de negocio. El proceso, del que hablamos más adelante, se compone de dos fases:
    1. Búsqueda del modelo de negocio:
      1. Descubrimiento de clientes.
      2. Validación de clientes.
    2. Ejecución del modelo de negocio:
      1. Creación de demanda.
      2. Construcción de empresa.

A continuación os muestro un mapa visual que sintetiza las ideas esbozadas anteriormente:

Sin perjuicio de este somero análisis, y teniendo en cuenta que profundizaremos en el mismo en posts futuros, he de remarcar, como vengo haciendo en este blog, la importancia de conocer estos aspectos, y en definitiva, de aplicar Lean Startup a nuestros proyectos de emprendimiento. La realidad hace que nos topemos con el fracaso, pero qué importante es conocerlo y sobre todo, tener recursos para poder enfrentarte al mismo. Por lo tanto, y como defiendo, su uso en emprendimiento en educación es sumamente importante como método, proceso y herramientas para llevar a cabo nuestros proyectos de emprendimiento.

Qué es Lean Startup y cómo utilizarlo en educación

Tras analizar por qué Lean Startup se convierte en un proceso básico para emprender innovando en el post anterior, pasamos a analizar con detalle en qué consiste, y cómo podemos usarlo en  nuestro aula de emprendimiento.

Nos podríamos hacer la siguiente pregunta: ¿por qué se fracasa tanto? ¿Por qué tantos nuevos negocios cierran al poco tiempo de crearse? ¿Cuáles son los motivos para que sea tan difícil tener éxito en una nueva empresa? La respuesta fundamental es que damos por supuestas muchas cosas, y sin embargo no son ciertas. Y de esta forma creamos negocios sobre la nada. Y aquí, Lean Startup, tiene mucho que decir.

Así, justificamos Lean Startup como la forma de lanzar negocios que se basa en experimentar, probar un nuevo producto/servicio en el mercado, con el fin de conseguir el máximo aprendizaje posible sobre el mismo. De esta forma, establece un marco para poder entender al cliente en su contexto.

De esta forma, podemos establecer 3 pilares que justifican qué es Lean Startup:

  1. Diseño del modelo de negocio. Conviene diferenciar entre tu producto y tu modelo de negocio. Señala Ash Maurya que “tu producto no es tu producto, tu producto es tu modelo de negocio“.
  2. Desarrollo de cliente. Es un proceso de 4 fases para validar ideas de negocio, que se ordenan en 2 pasos:
    1. Búsqueda del modelo de negocio, y
    2. Ejecución del modelo de negocio.
  3. Desarrollo ágil. Se refiere a la construcción de productos/servicios de forma iterativa e incrementar, entendiendo el comportamiento del cliente, y no su opinión. Se trata de lanzar un producto básico para aprender; sin recursos, sin dinero, pero con ganas y motivación, y mucha humildad para ajustar y realizar los cambios que procedan en el proceso.

Tras el análisis sucinto de los 3 ejes que conforman Lean Startup,  a continuación facilito un mapa visual síntesis del post, así como la posibilidad de verlo mediante un time lapse.

En educación contamos entonces con un proceso lógico y muy interesante para lanzar nuevos productos/servicios al mercado, al igual que hacen los emprendedores. Pienso que es fundamental que nuestro alumnado conozca y aplique en la práctica estas herramientas y sepa cómo diseñar un modelo de negocio, y además, cómo validarlo en el mercado. El punto de vista cambia totalmente si queremos enfrentarnos a nuestra empresa con mayores posibilidades de éxito.

Entendido el proceso básico de Lean Startup, y justificado el mismo, nos adentraremos en el siguiente post en los principios fundamentales que sustentan la metodología. Os espero en la siguiente entrada.

¿Por qué Lean Startup en educación?

Inicio una serie de posts con el fin de dar las pautas esenciales de qué es Lean Startup y cómo podemos aplicarlo en educación. En principio he pensado en 25 posts que suponen conocer de forma básica Lean Startup, y con los contenidos, podemos pensar cómo aplicarlo en nuestro aula.

El punto de partida es entender el modelo que vamos a aplicar a la hora de trabajar y generar modelos de negocio innovadores. En este sentido, nos podemos plantear dos posibilidades:

  1. Modelo predictivo. Modelo a usar cuando disponemos de información. Es decir, tenemos información sobre cómo es el cliente, que problema/necesidad tiene, precios, canales de distribución, tamaño de mercado, etc. Es decir, contamos con información del modelo de negocio, y nuestra misión, por lo tanto, consiste en ejecutar un modelo de negocios. Para ello, el documento básico a manejar es un plan de negocios, donde podemos establecer previsiones que permitan su comparación con la realidad, y así, poder analizar la eficacia de nuestras decisiones.
  2. Modelo adaptativo. Pero si realmente queremos innovar, no disponemos de información. No conocemos al cliente, ni su problema real, ni el grado del mismo, no conocemos precios, ni relaciones con clientes o canales de distribución. Es decir, no conocemos nada. En este caso:
    1. Se trata de buscar qué tiene sentido y qué no.
    2. Un plan de negocios no nos sirve, porque como señala Steve Blank, ningún plan de negocios sobrevive al primer cliente.
    3. No tenemos información, tenemos suposiciones. No hay hechos, sino hipótesis. En este sentido, se rata de validarlas de la forma más rápida posible.

De esta forma, Lean Startup nos ayuda a lanzar un nuevo producto/servicio al mercado, basándonos en 3 ideas eje:

  1. Aplicar la experimentación científica.
  2. Iterar con el cliente.
  3. Generar conocimiento validado.

En definitiva, se trata de buscar un modelo de negocio en un contexto de máxima incertidumbre, haciendo experimentos. La realidad es que el cliente es cada vez más indeciso, más impreciso y menos predecible. Así, gastamos poco en los primeros experimentos, y podemos comprobar qué es lo que vale y qué o vale. Obviamente, este proceso sólo puede ocurrir fuera del aula, en la calle.

A continuación os facilito un mapa visual que explica de forma gráfica este post. También puede verlo en formato time lapse, si así lo consideras:

Considero que en nuestro aula de emprendimiento, aplicar y adaptar Lean Startup es muy importante. Se trata de ofrecer una opción real y verdaderamente buena para poder innovar, y lanzar un producto/servicio nuevo al mercado. Se trata de que nuestra materia sea algo realista y por lo tanto, motivadora para nuestro alumnado.

Seguir el contenido del currículo en modo toma de decisiones y previsiones para armar un plan de negocios no es aplicable en la actualidad, si previamente no has realizado un trabajo de campo y has descubierto si realmente tus suposiciones son ciertas, o al menos, hemos conseguido transformar la incertidumbre plena en determinada certidumbre, y de esta forma poder apoyarnos en datos relativamente buenos para poder trabajar.

En este post hemos justificado por qué aplicar Lean Startup, pero, qué es exactamente Lean Startup. No te pierdas el próximo post, el que trataremos de dejar claro el concepto y sus tres ejes clave.

Tendencias de mercado

Para todos aquellos que me seguís en Twitter sabéis que siempre difundo ideas innovadoras que nos hagan pensar y reflexionar cómo podríamos mejorar lo que tenemos o solucionar problemas. Obviamente no recojo todas, sería imposible, pero sí las más cercanas a mi ámbito de interés.

En este sentido me he decidido a crear una nueva sección para comunicaros ideas que emergen en el mundo y que pueden servir de referencia no sólo para generar posibles ideas de negocio, sino también para plantear/retocar/pivotar nuestro modelo de negocio.

Quiero desctacar no sólo la calidad de los recursos, sino también de las webs de las que proceden: EOI, Think Big, Ticbeat, Loogic, TICs y Formación, Muy Pymes, Con tu negocio (Movistar), Centro de Innovación del BBVA y otras, son un auténtico recursos para este apartado.

  1. Móviles y ecommerce
    1. Las TIC como herramientas de transformación y diferenciación (vídeo)
    2. Economía móvil (infografía)
    3. Introducción al ecommerce (vídeo)
    4. Caso real de ecommerce (vídeo)
    5. 7 pasos para proyecto de éxito en internet (post)
    6. Pequeños negocios en internet (post)
    7. Claves para exportar en internet (post)
    8. Tecnología háptica (post)
  2. Apps
    1. El negocio que gereran las tiendas de apps (post)
    2. Proceso de desarrollo de una app (infografía)
  3. Wearables
    1. Valor en alza (infografía)
    2. Evolución en 2015 (infografía)
    3. Watchaware (post)
    4. Gafas inteligentes de Sony (post)
  4. Drones
    1. Marco legal (post)
    2. Uso artístico (post)
  5. Smartcities
    1. Justificación (post)
    2. Realidad o futuro (vídeo)
    3. Sociedad creativa (vídeo)
    4. Datos de España (post)
    5. Puntos a controlar (tuit)
    6. Plan Nacional de Ciudades Inteligentes (post)
    7. Diseño de productos para smartcities (tuit)
    8. Smartcities top del mundo (tuit)
    9. El caso de Andalucía (post)
    10. Trabajo para Asturias (tuit)
    11. Imagen síntesis (post)
    12. Presentación (tuit)
    13. Aplicación (app)
    14. Ampliación (presentación y vídeo)
    15. Telefónica (tuit)
    16. Green and smart buildings (tuit)
    17. Smartscooters (post)
  6. Internet de las cosas
    1. Oportunidades de negocio (vídeo)
    2. Startups a seguir (post)
    3. Domótica (post)
  7. Big Data
    1. Futuro (post)
    2. Consumo responsable y big data (post)
    3. Todo sobre big data (pdf)
  8. Do it Youself
    1. Diseño y producción artesanal (vídeo)
    2. Roman Blind (post)
    3. Ideas de negocio para trabajar desde casa (post)
    4. Revolución maker (post)
    5. Ejemplo de reciclado (post)
  9. Economía colaborativa
    1. Economía social (vídeo)
    2. Consumo colaborativo (post)
  10. Energías renovables
    1. Biogás (post)
  11. Emprendimiento social
    1. Mejores emprendedores sociales 2015 (post)
    2. Alianzas sociales (post)
  12. Turismo
    1. Emprender en turismo (vídeo)
    2. Turismo integrado (vídeo)
    3. Productos turísticos innovadores (vídeo)
  13. Otros
    1. Cómo encontrar nuestro producto 2.0 (vídeo)
    2. Negocios P2P (vídeo)
    3. Geolocalizar las decisiones de la empresa (vídeo)
    4. El precio de lo gratuito (vídeo)
    5. Creatividad e innovación en negocios tradicionales (vídeo)

#LeanStartup en #Educación, en versión pdf, disponible el próximo 28 de febrero

25-montaje

Por fin, después de varias correcciones sobre la versión online, publicada para facilitar el trabajo del profesorado en el presente curso académico, os anuncio que el próximo 28 de febrero, martes, se podrá descargar la versión del libro “Lean Startup en Educación” en pdf y de forma gratuita.

Os presento un libro elaborado de forma totalmente artesanal. Sobre mi experiencia en aula durante los 5 últimos cursos académicos, os propongo 30 dinámicas para el fomento del espíritu emprendedor en nuestros alumnos. De fondo, se sugiere un cambio metodológico sustancial, afín a las necesidades de nuestra sociedad, y sobre todo su vertiginoso ritmo cambiante. ¿La clave? El desarrollo de habilidades, entendido como la caja de herramientas con la que todo alumno debería salir del sistema educativo para enfrentarse coon éxito a los desafíos del entorno.

Destacar dos colaboraciones de gran relieve que aportan una  mayor valor añadido al libro. Por una parte Néstor Guerra, con un prólogo de auténtico lujo, y por otra, Andy Baraja, con una ilustración impresionante y clave en lo que será la primera percepción del libro.

¡Espero os guste!