Aulas Profesionales de Emprendimiento, para empoderar a los centros de FP

En el día de ayer celebramos la 1ª sesión de las Jornadas de Empoderamiento a los centros de FP a través de las Aulas Profesionales de Emprendimiento (APE, en adelante). Estas jornadas forman parte de un importante proceso de innovación que vamos a llevar a cabo para conseguir el mayor impacto y efectividad posible de un recurso que es clave para que nuestra FP asegure una verdadera empleabilidad del alumnado.

Puede resultar lógico que nos lancemos a realizar formación de profesorado ante la llegada de un recursos realmente novedoso en nuestras enseñanzas. Pero bajo mi punto de vista, la clave es entender al docente que las va a poner en funcionamiento, las va a usar y las necesidades que tiene. Sin esta idea básica e inicial, se corre el riesgo de ofrecer una propuesta que no satisfaga sus necesidades del profesorado, el encargado de llevar a cabo la propuesta.

Es por ello que, junto con el Centro Regional del Profesorado de FP, estamos llevamos a cabo una serie de acciones para conocer la situación, el contexto que vivimos en la actualidad en esta materia. Y será este hecho el que nos permita explorar posibilidades de ofrecer una verdadera solución que facilite la tarea del profesorado en el lanzamiento y gestión de un APE.

En este sentido, dentro de las acciones citadas en el párrafo anterior, está la celebración de unas jornadas sobre APEs, que, en primer lugar nos manifiesten el interés del profesorado. El hecho de contar con 154 docentes de FP interesados en la materia nos demuestra que el problema existe y que debemos darle una solución que satisfaga sus necesidades, sobre todo, por la novedad de la misma.

Por ello, invito a seguir una proceso de trabajo cooperativo entre todos los implicados en estas acciones, porque será el que verdaderamente marque la hoja de ruta a seguir como recursos, y como programa clave que permita aumentar el valor de nuestra FP.

Pilares fundamentales de un Aula Profesional de Emprendimiento

Durante estos días comienzan a llegar las comunicaciones a algunos centros de toda España de la dotación de un Aula Profesional de Emprendimiento (APE, en adelante). Según los planes del Ministerio de Educación y FP, serán en total 1800 unidades las que vayan a modernizar las instalaciones de nuestros centros con un recurso que considero imprescindible para la FP de hoy.

Pero, ¿qué hay detrás de una APE? Bajo la idea del fomento del emprendimiento y el autoempleo, hay un fuerte componente de reforma y actualización metodológica. Obviamente, el punto de partida consiste en entender el tipo de perfil que debemos formar hoy. Me gusta mucho una frase de Álex Osterwalder, autor de diversos libros de emprendimiento, y que cita así: “El modelo de negocio de cualquier rompería caduca, como un yogurt en la nevera”.

La idea es clara. Existen muchas tendencias de mercado que lo están cambiando todo: Internet de las cosas, colad, realidad aumentada, virtual o mista, sensores, drones, impresión en 3D, mobile Health o movilidad urbana, las fintech, el crowdfunding o blockchain, la gamificación o cómo debemos entender hoy la formación lo están cambiando todo. Y no sólo por las posibilidades de innovación de generan por sí solas, sino por el incremento exponencial al que pueden dar lugar en la medida en que se combinen. Esto cambia totalmente la realidad de nuestras empresas que se ven obligadas a innovar para sobrevivir en el mercado. Y es este hecho el que debe hacernos reflexionar sobre el perfil de alumno que debemos formar.

En la misma línea se manifiesta el Foro Económico Mundial cuando detalla las habilidades mas valoradas en el trabajo en el 2025. Así, y por orden, señala que se precisa: pensamiento analítico y de innovación, aprendizaje activo y estratégico, resolución de problemas complejos, pensamiento crítico, creatividad, originalidad e iniciativa, liderazgo e influencia social, uso de la tecnología y diseño y programación de tecnología.

Y ¿cómo podemos formar en esa línea? Pienso que necesariamente cambiando, actualizando la metodología, de tal manera que nos permita conseguir la competencia técnica, y a la vez, las soft skills demandadas. En este sentido defiendo que el uso de metodologías ágiles permite conseguir el objetivo de forma plena. Este blog tiene como uno de sus focos la difusión de múltiples experiencias en ese sentido.

Pero el uso de metodologías ágiles y activas nos va a exigir nuevos recursos, ya sean didácticos, espaciales o personales. Y es aquí donde entran de lleno las APEs. Porque con sus múltiples posibilidades, crean un nuevo ámbito que, como docentes, podemos manejar con el fin de que el alumnado decida y construya a partir del mismo.

Así, os presento el APE del IES Consaburum, ya en su tercer curso escolar, que nos está pérmitiendo la actualización de nuestra respuesta educativa dando paso a nuevas metodologías, recursos, espacios y organización, foco del proyecto de innovación FPi que estamos trabajando en los últimos 2 cursos.

Explora nuestro día a día. No te dejará indiferente. Te animo a dar el paso, y cómo no, a colaborar en el futuro, entrando a formar parte de una red de centros innovadores que persiga la actualización continua para dar respuesta a las exigencias que nos plantea la sociedad en todo momento:

Os leo! 😉

Retos de un Aula profesional de Emprendimiento (APE)

Tras el lanzamiento oficial de las Aulas Profesionales de Emprendimiento por parte del Ministerio de Educación y FP, voy a escribir una líneas sobre lo que para mí, es la clave de este recurso. Seguro que muchos de nosotros pensamos en lo afortunados que son aquellos centros que van a disponer del recurso. Pero yo me permito discrepar. La gran suerte (la buena, en términos de Álex Rovira) será la de aquellos centros y docentes que se hayan cuestionado el status quo y consideren, reflexionen y lleven a la práctica un verdadero cambio metodológico. A partir de ahí, y no antes, es donde adquiere sentido un Aula Profesional de Emprendimiento.

Por ello, y como defensor del uso de metodologías ágiles, os propongo en este post para establecer una propuesta de ruta para trabajar emprendimiento en FP.  Será en este contexto donde un Aula Profesional de Emprendimiento tiene sentido. Al margen de esta idea, existen otras formas de trabajar en un espacio de este tipo. En mi caso, trabajamos el curso de 2º de Administración y Finanzas bajo un proyecto integrado. Así, deja de tener sentido hablar de módulos profesionales para cursar un proyecto que nos permita abordar todos los resultados de aprendizaje de forma integrada. Esta segunda orientación, la desarrollaré en un post posterior.

Con respecto al itinerario que planteo, y comprobada su efectividad a lo largo de lo último años, y la realidad que estamos viviendo, me permite fijar 6 retos, de la siguiente forma. Primero, de forma visual, a través de la siguiente infografía:

Con mayor detalle, la propuesta implica:

  1. Dinámicas de Team Building, que nos permitan la formación de equipos, como forma organizativa básica de trabajo. Puedes ver algunos ejemplos en este post, sin perjuicio de un mayor desarrollo que realizaré en próximo posts. Se trata de formar equipos con diferentes perfiles, equipos fuertes, cohesionados, y sobre todo, ágiles. Pero en educación, sobre todo equilibrados.
  2. Creación de un Entorno Personal de Aprendizaje, que les permita aprender de forma autónoma en todo momento, sobre las cuestiones que consideren relevantes. En nuestro caso, esa cuestión es su proyecto, su problema, su reto, y todo lo relacionado con el mismo. Este reto no forma parte de una parte del curso, sino que se trabaja a lo largo de todo el curso de forma transversal.
  3. Design Thinking. El inicio de todo proyecto es, en general, un problema. Un problema relevante, real y de nuestro entorno. Y ahí Design Thinking es clave para entenderlo, comprenderlo, y poder ofrecer una solución innovadora que resuelva el problema. Trabajar Design Thinking y la capacidad para resolver problemas es clave hoy en día como habilidad básica. En muchos casos se plantea un proceso de Design Thinking como proyecto. Considero que es sólo una parte de un proyecto emprendedor, una parte muy importante, pero inicial.
  4. Business Design, o diseño de modelos de negocio. En esta fase pasamos de la idea al modelo de negocio, usando la propuesta de Alex Osterwalder. E muy importante saber diseñar la propuesta de valor, y si procede, haber trabajado con Océanos Azules nos ayudaría en este sentido.
  5. Lean Startup: las fase anteriores se han trabajado en el aula fundamentalmente. Llega el momento de validar, y para ello tomamos como base Desarrollo de Clientes, junto de desarrollo ágil de producto, que constituyen los pilares básicos de lo que entendemos como Lean Startup.
  6. Plan de empresa: la última fase consiste en recoger las lecciones aprendidas del proceso de validación en un documento denominado Plan de Negocios. Tiene sentido una vez que hemos validado, y conocemos de forma más certera la realidad: el arquetipo de cliente, su problema, si nuestra solución resuelve su problema, cómo contactar con él, el canal de distribución, el precio, etc. Es el contenido curricular por excelencia, pero el último en su tratamiento. Sin haber trabajado lo anterior, no podemos desarrollar un proyecto de emprendimiento innovador.

Espero que os haya servido. En próximos posts, seguiré facilitando pistas para que el trabajo de proyectos de emprendimiento o de otra índole, en una Aula Profesional de Emprendimiento sea verdaderamente efectivo.

Os leo! 😉

15 imágenes que describen visualmente un Aula Profesional de Emprendimiento (APE)

Durante el año 2021 van a iniciar su andadura de forma oficial las aulas profesionales de emprendimiento (APE). En una apuesta decidida por parte del Ministerio de Educación y Formación Profesional, varios centros educativos de toda España, contarán con recursos crear unos espacios que permitan decantarse de forma clara por el trabajo de las soft skills, junto con la competencia técnica, para lograr la óptima formación del alumnado que sale de un centro de FP. En nuestro caso, llevamos trabajando de esta forma durante varios cursos, y por ello, en este post, voy a ejemplificar algunos detalles de este tipo de aula.

Si eres lector habitual de este blog, ya conocerás la propuesta de aula de emprendimiento que hice hace unos meses: [Un ejemplo de aula de emprendimiento]. Entonces comenté una propuesta de espacios. Ahora lo que traigo es una colección de evidencias de trabajo real en aula, que seguro pueden inspirar para la puesta en marcha de tu aula profesional de emprendimiento.

De fondo es clave que proporcionemos formación en modo taller, de tal manera, que todo contenido analizado tiene a continuación su aplicación práctica. Así ocurre con la formación ofrecida tanto por el docente, como por los ponentes que participan dentro del proyecto de curso.

En nuestro caso, y al iniciar la creación de este espacio con falta de recursos, optamos por disfrutar de más espacio. Realmente, un aula profesional de emprendimiento bien diseñada no precisa de tanto espacio, sino sobre todo, de equipamiento móvil que permita las mayores posibilidades posibles en términos de configuración.

Esto es así, porque se trata de que los espacios y equipamientos estén al servicio del proceso de enseñanza-aprendizaje. En este sentido, no pueden ser fijos. Todo debe ser móvil, a saber: mesas de trabajo, sillas, paneles, pizarra electrónica, e incluso los propios espacios de prototipado.

Vamos algunos ejemplos que ilustren lo que comento en los párrafos anteriores. Hablamos del mismo espacio, y donde se pueden desarrollar múltiples posibilidades. De forma visual, podemos ilustrar, entre otras:

  1. Trabajo del grupo-clase por equipos, como respuesta a las cuestiones que plantea un proyecto. Dinámica general en un proyecto de emprendimiento:

2. Formación con ponente experto en una determinada temática, simulando un espacio de reuniones para todo el grupo:

3. Exposiciones y debates en aula, en diferentes partes del proyecto. Clave en comunicación, pero también para validar ideas:

4. Espacio de prototipado, donde se puede apreciar la capacidad móvil de todo el equipamiento: mesas, sillas, paneles y pizarra digital:

5. Exposiciones en público, contando con alumnos y profesores de otros grupos del centro:

6. Dinámicas de team building:

7. Al margen de estas posibilidades, y sabiendo que podemos ejemplificar muchas más, no podemos olvidar otros aspectos del aula, como por ejemplo, nuestro espacio de Coworking, usado para compartir ideas entre grupos, uso específico de un sólo grupo, y la realización de reuniones, en especial, la reunión de revisión que hacemos dentro de la aplicación de Scrum en nuestros proyectos:

Y cómo no, el uso de herramientas TIC nos obliga a disponer de equipamiento tecnológico para trabajar. De forma diaria, tanto para las clases ordinarias, como para determinadas partes del proyecto que ejecutamos, contamos con ordenadores, en nuestro caso, de sobremesa. Describo algunas situaciones trabajo típicas:

8. Trabajo individual del alumnado, que también debe enfrentarse como tal dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje:

9. Ayuda entre alumnos dentro de las clases ordinarias de clase:

10. Evaluación del proceso de aprendizaje mediante herramientas de gamificación, como Kahoot, tras el visionado de píldoras formativas en vídeo en casa:

11. Participación en talleres con expertos de forma conjunta con otros centros educativos:

12. Trabajo del proyecto de emprendimiento en aula, supliendo las carencias que nos impone la fase de confinamiento que vivimos actualmente:

13. Prototipado digital, con múltiples medios:

14. Valoración de las posibilidades de las diferentes tecnologías para diseñar y desarrollar un nuevo producto o servicio, tales como la realidad aumentada, o la impresión en 3D:

15. Y cómo no, disfrutar aprendiendo, un ingrediente clave en todo proceso de enseñanza-aprendizaje, y obligatorio hoy en día:

Son sólo algunas de las infinitas posibilidades que proporciona una aula profesional de emprendimiento. Ha llegado la hora. Si tienes la opción, no la desperdicies, es el momento: trabajar con un APE te amplia las posibilidades formativas y de formación de nuestro alumnado de forma increíble. Y si no la tiene, sigue trabajando, porque estoy seguro que antes o después llegará.

Como reflexión final me gustaría comentar que los espacios son claves en el proceso educativo tal y como he comentado. Pero la idea que hay detrás es un cambio, una reforma en la forma que pensamos la educación. Y ello, implica, como primer paso, asumir que hay nuevas formas de enseñar y de aprender, propias de la sociedad en la que vivimos. De este tema ya he escrito en otros posts anteriores. Con ello, mantengo que el inicio de este proceso de cambio tiene como base la asunción de la necesidad de nuevas metodologías de trabajo; en nuestro caso apostamos no sólo por metodologías activas, sino también ágiles, y con ayuda de recursos didácticos que sobre todo sean visuales y realistas.

Seguiremos con este asunto con el fin de ofrecer más posibilidades de trabajo a todos los compañeros de FP que decidan apostar por esta vía formativa.

Os leo! 😉

Los knowmads de La Mancha del curso 2020-21

Estamos viviendo un curso totalmente diferente a todos los anteriores. El Covid19 nos ha marcado unas medidas de seguridad tales, que en al aplicación de metodologías activas y ágiles, necesitamos asumir nuevas pautas de comportamiento. Esto nos lleva incluso a trabajar de forma digital, aún cuando nuestros compañeros de equipo están presentes en el mismo espacio que nosotros.

Por ello, hemos analizado la situación actual a través de 5 descriptores clave, como son, innovación, transformación digital, knowmads, emprendedores y agile. También hemos conocido el perfil del emprendedor hoy en la zona de La Mancha. El paso siguiente tenía como objetivo nosotros mismos.

Así, nos hemos autoevaluado a través de la aplicación al efecto de Confebask. Y en virtud de ese perfil, hemos creado equipos de trabajo para el presente curso. Ahora mismo estamos en proceso de rodaje de equipos. Pero además de lo estrictamente presencial, es clave el trabajo de la marca personal desde el principio. En este sentido, vamos dando forma nuestro perfil en la red, y de forma más concreta, hemos pasado a presentarnos en la red.

Ser capaz de presentarse en la red es un reto cuando no estás habituado a esta práctica. Con la misma podremos disponer de un gran recursos para nuestro canal de YouTube, al margen de otros aspectos que ya iremos desvelando. Es este sentido, os facilito los perfiles de los alumnos emprendedores de este curso:

Laura Camuñas

Irene Cañadilla

Cristina Escribano

Beatriz Estrada
Jesús García

Mercedes Lozano

Mar Moreno

Miguel Nieto

Beatriz Nuñez

Alba Ortega

Raluca Popa

Alberto Rodríguez

Cristina Rubio

Verónica Santacruz

Aquí están los alumnos que van a trabajar este curso un proyecto integrado, en el que deben dar respuesta a los retos que se van planteando mediante trabajo en equipo, y con las 4 C´s del emprendimiento, como bien sabéis, creatividad, comunicación, cooperación y confianza.

Perfil del emprendedor de La Mancha 2020

Un curso más llevamos a cabo la dinámica de Selfie Emprendedor. Nuestro ánimo es conocer como es el emprendedor de “carne y hueso” de nuestro entorno. Pienso que es la mejor versión del emprendedor/a para empatizar y conocer verdaderamente como es su día a día. Comenzamos con un mapa conceptual que resume lo aprendido:

Como en ocasiones anteriores [Cómo es el emprendedor de La Mancha 2018], el trabajo ha consistido en entrevistar a un/a emprendedor/a de nuestra zona. Excepto en un caso, que es origen de Cuenca, el resto de los casos se referían a nuestra zona de La Mancha. De todas las entrevistas, el 69% se ha hecho a emprendedoras, mientras el 31% ha sido a emprendedores. Igualmente, el 69% de las entrevistas ha sido presencial, pero el 31% de las mismas se ha hecho en remoto.

Los aspectos positivos de emprender se centran en la flexibilidad horaria, ser tu propio jefe y conocer a mucha gente (clientes). Se trata de un perfil que valora la autonomía, tanto de tiempo como en la toma de decisiones. A la vez, el contacto con el cliente te permite conocer a mucha gente, y sólo así, tendrás el perfil del cliente tipo/persona que te permita ofrecer la mejor respuesta en el mercado.

Desde el punto de vista negativo, ser emprendedor implica unos tiempos de trabajo muy amplios, e incluso todos los días de la semana. Esa flexibilidad horaria citada anteriormente, aparece de nuevo, pero en sentido negativo. También aparece como aspecto negativo al excesiva carga impositiva que soporta el/la emprendedor/a en el ejercicio de su actividad, toda vez que tiene que soportar un gran riesgo propio de un trabajo por cuenta propia.

Trabajar esta dinámica nos ha permitido a conocer una serie de consejos para que verdaderamente te lances a llevar a cabo una actividad por cuenta propia. Destaca la actitud, ganas e ilusión, y como no, conocer el mercado (eso siempre) e innovar. La palabra innovación forma parte del vocabulario del emprendedor, porque es la herramienta clave para sobrevivir en el mercado. Es algo que ya sabíamos, pero en las circunstancias actuales, es más importante que nunca.

En este sentido, esta curso hemos incluido un nuevo aspecto en la entrevista: queríamos saber cómo ha sido la respuesta del emprendedor/a al Covid19. En este sentido, la gran mayoría de los emprendedores han resultado afectados negativamente, con una diminución de ingresos importante. Pero contra la misma, se ha intentado adaptar las condiciones de la tienda, en unas ocasiones, se ha intentado lanzar nuevos productos/servicios, en otras, e incluso en algunas ocasiones, no ha resultado afectado o el efecto ha podido ser positivo. ¿En qué casos ha ocurrido esto? Puede acceder a todo el detalle de las entrevistas en el blog de Selfie Emprendedor.

Seguimos. Ahora que conocemos de cerca al emprendedor, nos toca asumir ese papel, porque el proyecto que planteamos este curso va a ser muy exigente. Iremos avanzando más cuestiones relativas al mismo.

Nos leemos! 😉

Te presentamos a Manuel García Monllor, mentor en Consabura Labs

Este curso ha sido especial, entre otras razones, por poder contar con unos colaboradores que nos han permitido ofrecer más valor a la formación de nuestro alumnado. Emprendedores, instituciones, formadores profesionales en emprendimiento, y cómo no, mentores, nos han acompañado en un curso del que hemos aprendido mucho. Pero quiero que conozcáis a algunas personas clave. Y una de esas personas es Manuel García Monllor.

Hace varios cursos Manuel colaboró conmigo en dos temas muy interesantes. En primer lugar nos ofreció una conferencia sobre los motivos de la crisis del 2008, pero de forma sencilla, fácil de entender y amena. Algo que a veces no tenemos en cuenta: una charla preparada especialmente para el público al que fue dirigida. Un curso después nos ofreció un más que interesante taller sobre benchmarking, que gustó mucho a nuestro alumnado.

Pero con los años, Manuel ha ido siguiendo nuestra andadura. Y le gusta cómo trabajamos, de tal manera que consideró participar activamente en nuestro programa formativo. Fruto de ese acuerdo, hemos podido contar con su dilatada experiencia, y hemos podido acompañar a 3 emprendedores, en su proyecto empresarial. Mientras Paco está especializado en personas, Manuel es un mago con los números, aspectos, ambos, clave en cualquier iniciativa emprendedora.

Presunta: Muy buenas, Manuel. Ante todo, gracias por haber colaborado con nuestro proyecto Consabura Labs. Por favor, valora tu participación a lo largo de este curso en el proyecto de mentoring:

Respuesta: después de más de 40 años, entiendo la vida profesional como un proceso en el que aprender, hacer, enseñar y apoyar, son los elementos que intervienen. Siempre es momento de aprender, pero esencial en los inicios. Mas adelante prima desarrollar lo aprendido y, con el tiempo, enseñar, entendido como trasladar los conocimientos y experiencias adquiridas y apoyar a quien empieza, ganan protagonismo.

Si bien tengo experiencia como profesor de formación continua dentro de organizaciones, esta ha sido mi primera experiencia como mentor.

Quiero destacar la bondad del modelo de colaboración formación-emprendimiento. Compartir espacios y recursos acerca la realidad del emprendedor a los centros y crea redes de conocimiento y valores compartidos y eso, es bueno para alumnos y para emprendedores.

Entrando a valorar el trabajo realizado, la tutoría ha sido compartida y se ha desarrollado en tres proyectos ya implantados o en fase inicial (“Azafrán 1994”, “Ortiz competición y clásicos” y “Viajes personalizados de Malasya a Europa”), Se ha desarrollado durante seis meses (octubre – marzo) y partiendo de un diagnóstico inicial, hemos desarrollado una propuesta de estrategia adaptada a cada negocio y un plan de acción operativo al final del proceso.

Pregunta: ¿qué aspectos consideras han sido más positivos?

Respuesta: En lo personal muchos, compartir ilusiones es una de las cosas más enriquecedoras que puedo imaginar.

Entrando en los trabajos realizados, crear equipos heterogéneos con los que compartir metodología de análisis y desarrollo del modelo de negocio, ha sido, en mi opinión, válido para todos.

Además, cada proyecto ha desarrollado un plan de acción, con acciones concretas orientadas principalmente al desarrollo comercial, mejora de la rentabilidad, procesos, financiero y marketing digital, que ya se inició antes de finalizar la tutoría.

Pregunta: por contra, ¿qué aspectos serían mejorables?

Respuesta: Los trabajos de mentoring con los tres proyectos se han hecho, en gran medida, fuera del horario docente, lo que ha limitado el contacto alumnos-emprendedores. Además, la participación de los emprendedores en los talleres dirigidos a alumnos ha sido limitada.

Pregunta: ¿qué aspectos crees que podríamos incorporar para ofrecer más valor a nuestros alumnos y emprendedores?

Respuesta: Nuevas metodologías de comunicación que permitan reuniones virtuales.

Pregunta: y por último, y ya de forma libre, ¿qué otra cuestión consideras de interés en el marco del proyecto que hemos trabajado?

Respuesta: El siguiente paso sería, con el apoyo de las administraciones involucradas (educación, empleo, empresa) escalar el modelo a otros centros educativos.

Tomamos nota de lo que nos manifiestas, y ese es nuestro objetivo a la hora de abordar nuestro segundo curso en el proyecto de FPi [FP Innovación] que supone el marco de trabajo en el que estamos compartiendo experiencias con otros centros educativos, en materia de nuevas metodologías, recursos, espacios y organización. Muchas gracias por la labor desarrollada, y esperemos seguir en la misma línea el próximo curso.

Entrevistamos a José María Quijorna, otro emprendedor con el que hemos hecho la conexión…

Como sabéis, durante este curso hemos estado trabajando de cerca con emprendedores de nuestra zona, servicio que prestamos a antiguos alumnos de nuestro centro para poder aportar nuestro granito de arena a su proyecto. Hoy os traemos un más que interesante proyecto de turismo. El turismo, en general, se ha visto muy afectado con el Covid-19, pero aquí os traemos ilusión y ganas al máximo con José María.

Pregunta. Muy buenas, José María Quijorna. Queremos conocer en primera persona tu valoración sobre el servicio de mentoring prestado desde el IES Consaburum, de Consuegra (Toledo). Pero antes, acércanos a tu proyecto. ¿Qué actividad desarrollas?

Respuesta: Soy José María Quijorna Rodríguez, y soy el creador de “Join us travels” empresa dedicada a la organización de viajes a medida principalmente por Europa a clientes asiáticos.

Pregunta: ¿Y qué te ha parecido la colaboración entre “Join us travels” y el IES Consaburum:

Respuesta: al plantearme crear mi propio proyecto me sentía algo perdido. A pesar de haber cursado F. P. de Administración y Finanzas, el desconectarse durante años de todo el ámbito administrativo te hace sentir como que no sabes nada. Cuando se dice que vivimos en una época en la que la formación continua es esencial, no solo hablamos de un cliché, es una realidad que se palpa en todos los ámbitos y sectores. Opté por la vía más habitual que es consultar en internet y, por suerte, también llamar a mi antiguo profesor Pablo Peñalver. En el momento que le planteé mi proyecto se volcó en como orientarme. Darme consejos, indicarme los lugares claves de consulta y las nuevas tendencias que atañen a todo nuevo proyecto profesional.

Poco tiempo después me habló del proyecto de mentoring que quería comenzar para el curso 2019/2020 y en el que podría estar interesado en participar. Con el entusiasmo que le caracteriza me comentó que el proyecto quería aunar a exalumnos con proyectos empresariales en distintas fases de desarrollo, y también hay que mencionar de sectores totalmente distintos, con personas con amplia experiencia profesional en la dirección y orientación tanto de empresas privadas como de la administración. Son de ese tipo de oportunidades en la que solo cabe un sí.

Recuerdo el día en el que nos conocimos todos los participantes en el proyecto. Por un lado Chelo con un taller de restauración de coches clásicos, Isabel con su proyecto tan manchego como “Azafrán 1994” y yo con una empresa de organización de viajes para clientes asiáticos por Europa. Los tres en momentos distintos de desarrollo, trabajando con clientes distintos y con dudas y dificultades totalmente diferentes. Por otro lado, los desconocidos para nosotros en ese día Francisco Rodríguez (Paco) y Manuel García (Manolo). Nuestro único nexo en común era Pablo. Cuando comenzamos a conocer el perfil de Manolo y Paco, su bagaje profesional y la forma y pasión con la que nos hablaban… Como pensaban en nuestros proyectos como si fueran suyos y todo de forma gratuita. Todo lo ofrecían dado su entusiasmo por enseñar y trasmitir conocimientos.  Solo podíamos estar agradecidos.

El proyecto de mentoring nos ha permitido aprender todos de todos. De las dificultades y soluciones que planteábamos tanto profesores como alumnos. Cuando uno se enfrenta a la soledad del autónomo, tener personas cerca a alguien que te escuchan es una sensación reconfortante.  Todos, alumnos y profesores, poníamos en común experiencias y estrategias para afrontar tanto el día a día como planes a futuro. Esta puesta en común generaba unas sinergias que fluían en todos los sentidos , tanto horizontales como verticales, que motivaban fuertemente.

En resumen, la valoración no puede ser mas positiva. Hemos tenido la suerte de vivir una experiencia de ayuda, motivación y “empujón” que sería de gran utilidad para cualquier empresa.

Pregunta: Muchas gracias, José María. Ya nos has dicho mucho, pero ¿qué aspectos destacarías de la colaboración?

Respuesta: Eso es, en la anterior cuestión ya he mentado alguno de los aspectos positivos que se podrían extrapolar básicamente a todos del proyecto. El más destacado para mi sería  la motivación. Saber que tienes una línea de apoyo a cualquier aspecto. Que hay personas más experimentadas que tú, que ofrecen su tiempo y saber para ayudarte.

Otros aspectos que destacaría es que nos ha dado una visión global de todos los aspectos que implica un proyecto empresarial y de forma más profunda cada uno de ellos. Cuando iniciamos un proyecto el emprender se tiende a simplificar. Área económica, gastar dos y ganar tres. Marketing, poner anuncio en Facebook. Recursos Humanos, si el proyecto funciona meto otra persona… Estas ideas básicas, con las que partimos la mayoría, tienen una mayor profundidad que es necesario conocer y valorar. Este conocimiento profundo nos lo ha aportado los mentores.

Saber que en área económica hay que tener en cuenta la amortización de maquinaria, en qué momento nos puede interesar “tirar de ahorros” y cuando es un buen momento para pedir un crédito… Antes de invertir en publicidad hay que conocer a cuantas personas vamos a llegar, de esas personas cuantas están interesadas en nuestro producto… Si esa es la mejor vía de difusión… En el tema contratación no esperar a tener la necesidad de personal para iniciar el proceso de selección. La urgencia probablemente desemboque en una contratación precipitada…

También es muy positivo poner en común la visión de otros emprendedores y mentores de una forma continuada y con un seguimiento activo. El seguimiento presencial semanal mas el continuo contacto por teléfono, WhatsApp o correo nos hacía sentir apoyados y monitorizados durante todo el curso.

Pregunta: pero como todo, siempre es posible mejorar. ¿Qué aspectos consideras que pueden mejorarse?

Respuesta: En un proyecto como este es difícil resaltar aspectos negativos cuando todos los agentes implicados han dedicado tanto tiempo y esfuerzos. Quizás existía cierta sensación de poner el proyecto en pausa entre clases presenciales. Aunque siempre existían canales abiertos entre todos nosotros, al pasar en algunos casos dos semanas entre sesiones de mentoring podría crear cierta sensación de desconexión. Este aspecto le tratamos en la valoración final común del proyecto. La gran problemática que nos ha creado empresarialmente la crisis sanitaria del COVID-19 nos permitió conocer y aplicar las videollamadas. Las videollamadas nos permiten crear rápidos y cortas reactivaciones y puestas al día de los proyectos sin la necesidad de desplazamientos. Creo que un aspecto que se podría aplicar en siguientes ediciones de mentoring.

Pregunta: y ¿hay algún aspecto que eliminarías?

Respuesta: Desde el nacimiento del proyecto, y de una forma natural, la iniciativa ha ido evolucionando. Aspectos como la utilización de aulas para un uso más o menos continuo de los proyectos, planteamiento inicial, se ha visto que no es tan necesario dadas las características de nuestros trabajos y que cada uno contaba con sus propias herramientas y oficina en casa. Esto es solo un ejemplo.  Gracias a que entre todos implicados la información fluía en todos los sentidos durante el curso, nos íbamos adaptando e íbamos adaptando el plan. Creo que más que un aspecto a quitar el aspecto a mantener es esta naturalidad y fluidez de comunicación entre todos los agentes implicados que nos ha permitido adaptar este proyecto de mentoring y convertirlo en “nuestro proyecto de mentoring”.

Pregunta: ¿qué aspectos recomiendas incorporar al programa de mentoring para mejorarlo?

Respuesta: Como ya he mencionado en la pregunta de aspectos a mejorar, la incorporación de alguna videollamada entre las clases presenciales sirve para reconectar con el proyecto mentoring. El día a día del trabajo, la vida familiar, segundas actividades laborales que desarrollamos en algunos casos… provocan en ciertos momentos aparcar los consejos o pautas que se nos dan desde las clases y no retomarlas hasta los días previos a la siguiente clase. Esta llamada motiva y nos recuerda los aspectos trabajados en las clases.

Pregunta: por último, y para finalizar, ¿qué otra cuestión nos quieres comentar?

Respuesta: Quiero dar las gracias a mis compañeras Chelo e Isabel de las que he aprendido escuchándolas. Todas sus dudas y soluciones empresariales las podía proyectar en mi propio trabajo. Agradecer a Paco y Manolo por tener esa pasión y ganas de trasmitir conocimiento de una forma tan desinteresada. No se suele encontrar apoyos así en el mundo laboral. Por último, reconocer especialmente a Pablo. De forma indirecta, y en la distancia, he visto su evolución como profesor desde que fui alumno suyo hace ya quince años hasta el día de hoy. Ha optado por no acomodarse, retándose en una continua innovación que revierte en sus alumnos.

Mucha gracias, José María. Gracias por la entrevista, y mucho ánimo con tu proyecto, que sabemos, que a pesar de las dificultades, tiene mimbres para ser un éxito, no sólo por la idea, sino por tu capacidad para adaptarte a los cambios. Por cierto, si quieres conocer Europa, a medida, a tu gusto, contacta con José María y te diseña la mejor experiencia! 😉

Colaborar es un lujo: hoy entrevistamos a Azafrán de Calidad

Os traigo una entrada que me encanta. A final de curso vamos desvelando muchas cosas que hemos ido trabajando durante el curso, y sobre todo, hacemos una valoración del servicio prestado. En este sentido, si ayer os presentamos a uno de nuestros mentores, hoy os damos a conocer a una “emprendedora de pura cepa” con la que hemos trabajado durante todo este curso. Se llama Isabel Almansa Hidalgo, y está al frente de Azafrán de Calidad.

Comenzamos, seguro que os gusta. Traemos la realidad de la empresa al aula:

Pregunta, hola Isabel, bienvenida, qué es Azafrán de Calidad?

Respuesta: pertenezco a la empresa Azafrán de Calidad. AZAFRAN 1994. Somos una empresa familiar, productores y comercializadores de azafrán. Pero hemos querido innovar, y no quedarnos solamente en el azafrán. Por ello hemos introducido una línea de productos gourmet, de máxima calidad, pero siempre teniendo en cuenta el azafrán. Esos productos son:

  • AZAFRAN 1994: azafrán puro, trabajado de forma tradicional y artesanal. Cultivado en los campos de La Mancha Toledana, en Madridejos, como nos enseñaron nuestros antepasados. Es un azafrán de cultivo ecológico.
  • Mermelada artesana de mandarina con azafrán. Utilizamos solamente fruta de temporada, de máxima calidad y de agricultura sostenible. Con el sabor tan especial del azafrán.
  • Miel ecológica con azafrán. Es una miel pura, ecológica, que se extrae de las colmenas ubicadas en el parque nacional de Cabañeros con azafrán. Combinación perfecta.
  • Aceite de oliva virgen extra con azafrán. Es un aceite potente, con cuerpo, con todo el sabor y aroma del azafrán.
  • Sal en escamas con azafrán. Sal marina en escamas, ideal para salar nuestros platos, al mismo tiempo que damos un toque de azafrán.

Pregunta: ¿qué os ha parecido que la empresa se acerque a un centro educativo y podamos colaborar?

Respuesta: quiero agradecer a Pablo, Manuel y Paco, el trabajo, esfuerzo y dedicación hacia nuestra empresa. Sus conocimientos y asesoramiento han sido fundamentales para que nos atrevamos a dar un paso más. Este tipo de iniciativas para pequeñas empresas, como nosotros, es fundamental.

Cuando das el paso de EMPRENDER, realmente no sabes a que te estás enfrentando. Cuando ya estás dentro, surgen muchísimas dudas, tienes desconocimiento de muchas cosas, surgen imprevistos con los que no contabas ni habías imaginado…..pero gracias a personas como Pablo, Manuel y Paco, que nos han guiado, aconsejado, y a veces “puesto los pies en la tierra”, es más fácil y descubres que eres capaz de cosas que creías imposibles.

Pregunta: ¿cuáles son los aspectos más positivos de la colaboración entre centro educativo y empresa?

Respuesta: para nosotros, lo más positivo de esta experiencia es saber, y ver, que hay gente, como son Pablo, Manuel y Paco, dispuesta a ayudar a pequeñas empresas a cambio de NADA. Ponen su tiempo, conocimientos, y todo su empeño porque todo salga adelante. Por todo ello GRACIAS A LOS TRES.

Ese trabajo que habéis realizado con nosotros, ha hecho que recuperemos las ganas de tirar hacia delante y buscar otras alternativas que ni nos habíamos planteado.

Pregunta: ¿y qué aspectos crees que se pueden mejorar?

Respuesta: creo que las reuniones presenciales, aunque se pueden hacer online como hemos comprobado, no las haría tan espaciadas en el tiempo. Pienso que si se hace más continúas te llevan a una dedicación e implicación mayor en tu proyecto.

Pregunta: ¿qué aspectos eliminarías?

Respuesta: no quitaría nada, creo que según se ha enfocado y llevado es ideal.

Pregunta: pero siempre se puede mejorar. ¿Qué aspectos crees que podemos valorar para poder incorporarlos el próximo curso?

Respuesta: bajo mi punto de vista, creo que sería muy positivo el poder ir a las aulas con los alumnos de los ciclos, a contar nuestra experiencia como emprendedores. Pero también que los alumnos puedan ver una empresa real, y “practicar” con ella, con campañas de marketing, con estudios de mercado,….todo ello basado en datos reales. Creo que sería un beneficio mutuo.

Pregunta: creo que nos dejas muy claro que se puede profundizar mucho en la colaboración entre centro de FP y empresa, y así lo planificaremos para el próximo curso. Qué ilusión poder crear grupos de trabajo que lleven a cabo su formación y a la vez lo hagan en un contexto real con empresas del entorno. Lo visualizo… Para terminar, ¿qué otra cuestión crees que podemos valorar?

Respuesta: No se me ocurre nada más. Para nosotros ha sido de 10. Solamente volver a dar las GRACIAS.

Bueno, nos despedimos, esperando que la entrevista os haya gustado, y os animo a visitar su tienda online, y disfrutar de auténticos productos de lujo y calidad. Os lo recomiendo como cliente suyo! 😉

Conoce a nuestros mentores: hoy entrevistamos a Francisco Rodríguez Márquez

Entre las numerosas iniciativas que hemos llevado este curso, una de ellas tiene especial relevancia: el servicio de mentoring a exalumnos que tienen o van a tener su propia empresa. En este sentido, la figura de los mentores ha sido clave para llevar a cabo un programa de acompañamiento que nos permitiera aportar valor al emprendedor, y por otra, aprender. Y para ello, lo mejor, es conocer de primera mano a aquellas personas que lo han hecho posible. Hoy, vamos a comenzar con Paco.

Francisco Rodríguez Márquez se suma al proyecto de emprendimiento del IES Consaburum, denominado Consabura Las, que esta año se encarga dentro del proyecto de innovación FPi. Ha desarrollado la labor de mentor de 3 proyectos, junto con Manuel García Monllor, al que entrevistaremos más adelante. Quería que conocierais de primera mano el trabajo realizado, pero también su punto de vista: todo ello, bajo un trabajo voluntario, donde el objetivo es ayudar a nuestros emprendedores, y a la vez, seguir aprendiendo.

Pregunta: comenzamos con la entrevista. Paco, en primer lugar, podrías resumir qué te ha parecido la colaboración como mentor dentro del proyecto Consabura Labs, como mentor de emprededores de la zona de La Mancha:

Respuesta: aunque procedo de un mundo vinculado a la “formación de adultos” y a la “consultoría y selección de RRHH”, en el que he tenido experiencias muy diversas a lo largo de más de 25 años, nunca había tenido una experiencia como “mentor” y realmente ha sido  muy gratificante, ilusionante y enriquecedora.

En primer lugar he de decir que nunca había tenido contacto con la “docencia reglada” y ha sido todo un descubrimiento entrar de la mano de Pablo Peñalver en un Instituto como el de Consuegra, en el que dentro de su aula, se respira “innovación” desde el primer momento, no sólo por su “distribución”, decoración y medios diversos; sino por su “metodología” (muy actualizada, coherente y sobre todo, muy experiencial y pegada al “terreno empresarial”). Su “modelo” de aprendizaje es poco “convencional” y nosotros hemos sido un “apéndice” de su innovación permanente, ya que hemos mentorizado a tres de sus antiguos alumnos/as, que tenían sus tres “Proyectos” en marcha.

Nuestra MISIÓN ha sido por una parte involucrarnos en cada uno de los tres Proyectos (“Azafrán 1994”, “Ortiz competición” y “Viajes personalizados de Malasya a Europa”), Diagnosticar y establecer una “Estrategia” en cada uno de los Proyectos, acorde con la experiencia anterior, con el entorno y con la VISIÓN DE FUTURO, que entre todos y como “equipo”, hemos sido capaces de generar.

Pregunta: ¿cuáles son los aspectos positivos de tu participación en el programa?

Respuesta: Creo que los aspectos positivos han sido casi todos, pero voy a intentar enumerarlos, para que no se me quede ninguno en el tintero.

  • Lo que más destacaría es la ilusión y el cariño que todos los miembros del equipo, han puesto en el Proyecto.
  • Encontrar a un Responsable de Proyecto (Pablo Peñalver), tan dinámico, innovador y flexible, ha sido muy importante, para la buena marcha del Proyecto.
  • Formar un equipo tan heterogéneo y previamente desconocido, en el que se han cumplido escrupulosamente, planificación, horarios, objetivos, con la imprescindible “flexibilidad”, ya que por ejemplo Jose María ha tenido que hacer viajes, porque sus clientes lo requerían.
  • Hemos aplicado metodologías que cada uno hemos aportado por separado, en beneficio del objetivo común y todas han funcionado. (DAFO, paneles, análisis a través de internet, información relacionada con marketing digital etc…)
  • Hemos puesto en marcha “acciones concretas” en cada uno de los Proyectos, que han sido “muy prácticas” y siempre hemos evaluado los resultados, a pesar de que los Proyectos han sido muy diversos.
  • Casi todo lo que hemos hecho ha sido en torno al CLIENTE y eso ha sido una “filosofía común”, sin que previamente lo hubiéramos acordado.
  • Incluso a pesar del COVID-19, hemos cumplido con los objetivos que nos marcamos, ya que nos adaptamos rápidamente a las herramientas on line.

Pregunta: Pero como en todo proyecto, siempre hay aspectos mejorables. Paco, ¿podrías enunciar qué cuestiones necesitan mejorar o reenfocar para el próximo curso?

Respuesta: por supuesto, siempre hay cuestiones de mejora. Entre otras, podemos señalar:

  • Creo que las “charlas externas” que se han realizado y en las que se han “transmitido” experiencias diversas, deben planificarse más en paralelo con el Proyecto.
  • Los talleres que se han hecho para el resto de alumnos, se han aprovechado poco en nuestros tres Proyectos.
  • Nos ha faltado bajo mi punto de vista, indagar en “posibles subvenciones” que existen en el mercado (Cámara de comercio, Fedeto, Administración etc…) y que nos podrían haber ayudado a implementar algunas acciones de marketing digital, innovación, comercio exterior etc…
  • Se ha echado de menos alguna reunión de coordinación intermedia, para saber en que punto estaba en cada Proyecto cada una de ls facetas del mismo (marketing digital, finanzas, otras acciones).
  • Sin duda el COVID-19 ha influido en las dificultades de desarrollo de acciones e incluso va a suponer una gran dificultad, para relanzar los temas de turismo, hostelería, ventas de vehículos etc…

Pregunta: Muy bien, y ¿hay algo que especialmente no te haha gustado y que quitarías del programa?

Respuesta: Yo sinceramente no quitaría nada. La verdad es que para mi ha sido una “sorpresa positiva” comprobar que en lo que en su momento planificamos sobre el papel y sin experiencia, se ha cumplido en un 95%.

Pregunta: Perfecto. Ahora vamos a ver cómo podemos seguir mejorando todavía más, ¿qué aspectos consideras se podrían incorporar a la propuesta?

Respuesta: a la vista de la “nueva normalidad”, creo que se deberían incorporar sesiones on line (tipo ZOOM), para por un lado hacer un seguimiento más operativo y por otro, incorporar “voces de expertos” bien con temas a medida o estándares dentro del sector.

Creo que se podría incorporar alguna visita a alguna empresa de la zona, aunque no esté relacionada con el sector, pero que nos aproxime a la “gestión real” de una empresa (por ejemplo TSD o AVICON).

Pregunta: y ya, para finalizar, señala cualquier cuestión que consideres oportuna y nos haya podido quedar en el tintero:

Respuesta: para mí ha sido una sorpresa positiva, porque realmente cuando entré en el Proyecto, estaba lleno de incertidumbre, aunque sabía que por el perfil de los participantes, tendríamos éxito.

Sólo quiero agradecer a Pablo la oportunidad que nos ha dado. A Manolo que contara conmigo para formar equipo de “mentores” y a Chelo, Isabel y Jose María, por su dedicación y confianza hacia nosotros.

Bien, muchas gracias, Paco, por tu colaboración, tanto en el proyecto como en esta entrevista. Hemos estado encantados de contar con un perfil como el tuyo, cargado de experiencia, saber hacer, flexibilidad y ganas, y sobre todo, con el foco puesto en las personas, fruto de tu especialización durante años.

Bueno, tras conocer a Paco, uno de nuestros mentores, dejamos la puerta abierta para seguir conociendo al resto de protagonistas de esta historia. ¿El próximo? Lo sabréis en breve.