Autores y conceptos clave en Lean Startup y su aplicación en educación

Seguimos profundizando en qué consiste Lean Startup y su aplicación en el ámbito educativo. En este sentido, tras una primera aproximación al concepto y su justificación, vamos a analizar 3 aspectos básicos que delimitan muy bien Lean Startup, así como los autores de referencia en la materia.

Hay 3 conceptos clave que nos ayudan a entender qué es Lean Startup, y a la vez, podemos señalar a 3 autores de referencia en la materia. Hay más, por supuesto, pero vamos a analizar las cuestiones clave que nos ayudarán a profundizar posteriormente:

  1. Concepto de startup. Citamos a Steve Blank, autor, entre otros de “El manual del emprendedor“, que define startup como “una organización temporal diseñada para buscar un modelo de negocio que sea repetidle y escalable”. Hay 3 cuestiones muy importantes que se extraen del concepto:
    1. Está formada por un conjunto de personas, pero es temporal.
    2. El objetivo no es ganar dinero, sino descubrir un modelo de negocio que sea rentable y escalarle.
    3. Estamos hablando de contextos de máxima incertidumbre.
  2. Concepto de modelo de negocios. Analizamos este concepto con Alex Osterwalder, autor del manual “Generación de modelos de negocio“. Lo comentaremos con mayor profundidad en otros posts, pero el concepto nace en 2004, buscando homogeneizar la terminología empresarial en este ámbito. Fue en 2009 cuando se publica el citado manual, que tiene como eje una herramienta clave para la estrategia empresarial, que permite:
    1. Conocer de forma rápida y visual el modelo de negocio de una empresa.
    2. Tener un lenguaje común desde el punto de vista estratégico y empresarial.
    3. Establecer 9 módulos que definen cómo ganar dinero.
  3. Concepto de desarrollo de clientes. Incluiremos este concepto dentro del excelente trabajo de Eric Ries, autor del libro “El método Lean Startup“. El libro se sintetiza perfectamente en una frase: “fracasa rápido, fracasa barato“. En este sentido, tras el diseño del modelo de negocio, pasamos a su validación, y para ello, utilizaremos el proceso de desarrollo de clientes ideado por Steve Blank. La clave de este proceso es que se realiza con un mínimo coste, al menos mientras no has validado tu modelo de negocio. El proceso, del que hablamos más adelante, se compone de dos fases:
    1. Búsqueda del modelo de negocio:
      1. Descubrimiento de clientes.
      2. Validación de clientes.
    2. Ejecución del modelo de negocio:
      1. Creación de demanda.
      2. Construcción de empresa.

A continuación os muestro un mapa visual que sintetiza las ideas esbozadas anteriormente:

Sin perjuicio de este somero análisis, y teniendo en cuenta que profundizaremos en el mismo en posts futuros, he de remarcar, como vengo haciendo en este blog, la importancia de conocer estos aspectos, y en definitiva, de aplicar Lean Startup a nuestros proyectos de emprendimiento. La realidad hace que nos topemos con el fracaso, pero qué importante es conocerlo y sobre todo, tener recursos para poder enfrentarte al mismo. Por lo tanto, y como defiendo, su uso en emprendimiento en educación es sumamente importante como método, proceso y herramientas para llevar a cabo nuestros proyectos de emprendimiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *