Análisis de la web de un centro educativo

Analizamos el estado actual de la web de nuestro centro educativo, que, a la luz de la rapidez de los cambios, le cuesta cada vez más estar a la altura. ¿Por qué? Tratamos de dar respuesta a este interrogante. A la vez, os contaré los secretos para publicar noticias de actualidad en vuestra web/blog.

Si en la entrada anterior analizábamos el ámbito subjetivo, el papel del Community Manager en un centro, ahora me voy a centrar en el ámbito objetivo: la web y los contenidos. Me voy a centrar en el primer reto que planteo en este post, el análisis de la web de un centro educativo. Si realizamos una breve repaso de la evolución de la web, nos encontramos con estos 4 estados básicos:

  • Web 1.0. Se trataba de páginas estáticas, con pocos contenidos actualizados. Los sitios eran poco colaborativos, en tanto como usuarios sólo había lectores. Y la comunicación era unidireccional. En este caso, el consumidor sólo recibe información.
  • Web 2.0. Con la web 2.0 nace la web colaborativa. Los usuarios se transforman en productores de contenido, aumentando la interacción con los usuarios. Se estimula y aprovecha la inteligencia colectiva. De esta forma, estamos ante sitios en constante crecimiento y transformación. Por tanto, el consumidor también comparte información.
  • Web 3.0. Con la web 3.0 se pretende una personalización de la web según las características del usuario. Supone aprovechar el potencial de la inteligencia artificial aplicado en la web.
  • Web 4.0. El desarrollo de la web 3.0 y sus tecnologías llevarán hacia la web 4.0, la web ubicua. El objetivo será unir las inteligencias donde tanto las personas como las cosas se comuniquen entre sí para generar la toma de decisiones. Ya para este año, se espera que haya agentes en la web que conozcan, aprendan y razonen como lo hacemos las personas.

Si analizamos el perfil de centro educativo tipo medio, nos encontramos con esta infografía, realizada a partir del cuestionario que el propio MOOC pone a nuestra disposición:

En nuestro centro, el IES Consaburum,  nos encontramos con una web en formato 2.0. El objetivo es interaccionar con los usuarios, las familias. No lo hace la web directamente. Por decisión ajena al centro, trabajamos bajo Drupal, y nos restan muchísima autonomía, con un esquema fijo páralos centros. Sólo pueden actualizarse algunas secciones. El motivo de esta decisión está en garantizar que todos los centros tienen una web segura y actualizada en cuestiones que se consideran importantes. Pero todo ello va en detrimento de una verdadera personalización de la web a nuestras familias.

Por ello, la participación de las familias sólo puede hacerse a través de la externalización del contenido de la misma. En nuestro caso, tenemos perfiles sociales en las siguientes redes:

  1. Facebook: es nuestro canal principal, porque es el medio de comunicación que más siguen las familias. Con las desventajas de un sistema de gestión de contenidos tan capados, las familias han optado por no usar la web.
  2. Twitter: es nuestro canal de comunicación más amplio. De esta forma, interaccionamos no sólo con familias, sino también con profesores, instituciones, etc. Es realmente cómodo y rápido.
  3. Instagram: es el canal principal para enganchar a nuestro alumnado. Nuestros alumnos usan mucho más esta red que otra, y por ello, es preciso estar en él.
  4. YouTube: es nuestro canal de vídeo al usarlo como uno de los formatos principales, según necesidades de profesores, alumnos y por supuesto, por demanda de la sociedad.
  5. Pinterest: constituye nuestro “pequeño tesoro” de recursos. En el guardamos recursos y herramientas para su uso en clase. Tenemos tablones de las diferentes materias y familias profesionales y es una buena fuente de consulta en caso necesario.
  6. Telegram: también estamos promocionando un canal de comunicación en Telegram con el objetivo de cumplir con esa necesidad de inmediatez que demandamos ahora como usuarios de la web.

En cuanto a los recursos que nos facilita la Administración Educativa para la gestión de la web del centro son muy limitados. De la web 1.0 en HTML pasamos a Jomla. Y todo el trabajo realizado se perdió al pasar de forma obligatoria a Drupal con gran parte de las opciones capadas para el centro educativo. En este sentido, la web tiene una funcionalidad muy reducida, y prueba de ello es la consulta y uso por parte de las familias un uso muy reducido, con un número de visitas mínimo, en comparación con las redes sociales antes citadas. Como apoyo a la web, contamos con estos recursos.

En materia de gestión de web y redes sociales, asumo la responsabilidad de su actualización, sin perjuicio de no contar con tiempo para la realización de la tarea. Recibo ayuda de la directora del centro en la gestión de algunas redes sociales, como Facebook. Es cierto que cada vez es más fácil su uso y manejo, pero lo cierto es que los contenidos hay que trabajarlos con detalle para que cumplan con su misión y a la vez estén adaptados a lo que actualmente se exige.

De forma más concreta, y en relación a los contenidos no suelo emplear memes para ganar en impacto o viralidad. Pero sí analizamos métricas con el fin de conocer qué publicaciones tienen mayor impacto. Así, nos centramos en ofrecer la información que pensamos requiere el perfil medio de familia, pero en el formato más adecuado. En este sentido, es clave el uso de página en Facebook, y perfil de empresa en Instagram. También Twitter y YouTube nos ofrecen métricas de impacto y alcance. De esta forma, vamos reconduciendo las publicaciones con 3 criterios:

  • Información de relevancia para las familias.
  • Formato con mayor impacto.
  • Incorporación de tendencias en materia de diseño web (muy limitadas) y publicaciones web.

Realizado en análisis de la web de un centro educativo, me voy a centrar en una de sus claves: los contenidos. ¿Cómo generar contenidos de calidad, contenidos útiles para el perfil de nuestro usuario? El centro genera información, pero considero que la información ideal a publicar no sólo es la que genera el centro, sino la generada por el centro en relación con los temas de actualidad que nos preocupan. En este sentido, la curación de contenidos, el acceso a los contenidos más relevantes para después ser implementados en el centro, es un proceso clave. Vamos a detenernos en el mismo. El proceso que sigo es el siguiente:

  1. Supongamos un determinado tema, para tener claro el objetivo: curación de contenidos educativos.
  2. Herramientas que uso para acceder a información actualizada: Feedly, Flipboard y Nuzzel. Cada una con sus peculiaridades, pero, bajo mi punto de vista, complementarias.
  3. Tras la selección de contenidos, quedan guardados de forma ordenada en:
    1. Tableros de Pinterest. Aquí tenéis el perfil que gestiono del IES Consaburum, con múltales recursos ordenados en tableros por materias, familias profesionales y temas interesantes educativos.
    2. Revistas de Flipboard. El propio Flipboard, al margen de sugerir excelentes contenidos, permite gustados de forma ordenada en publicaciones. Por ejemplo, os facilito el link a 2 publicaciones que uso con frecuencia en aula:
      1. Proyecto Empresarial.
      2. Emprender en Educación.

Realizar este proceso, sobre una determinada temática permite actualizarte de forma sencilla sobre la misma, tal y como he descrito. Considero este tema tan importante que forma parte de un curso de emprendimiento. Es decir, cada grupo de alumnos, abordar un problema, un reto a resolver, y tienen la obligación de saber buscar información, estar actualizados, seleccionar la información más relevante y usarla para tomar decisiones, crear y generar soluciones innovadoras.

¿Que te ha parecido este proceso? ¿Lo llevas a la práctica? ¿Usas otras herramientas web? Te animo a aportar tu punto de vista y recursos, y así, seguir aprendiendo todos.

Os leo! 😉